NoticiasViral

La yihad global: ¿Es posible una fusión entre el Estado Islámico y Al Qaeda?

Algunos miembros se ambos grupos terroristas se muestran dispuestos a "luchar hombro con hombro contra el enemigo común".

Debido a los reveses que ha sufrido en Irak, Siria y el sur de Filipinas, la organización terrorista Estado Islámico ha dejado de centrarse en "conquistar y mantener territorio" y "se centrará principalmente en grupos más pequeños y más motivados de individuos dispuestos a luchar o realizar ataques", advierte un informe de expertos de la ONU, quienes aseguran que algunos de sus miembros estarían dispuestos a cooperar Al Qaeda.

No es la primera vez que alertan sobre una posible reconciliación entre ambos grupos terroristas o la fusión de formaciones bajo su control. En abril de 2017, el vicepresidente de Irak, Ayad Allawi, reveló que conocía "unas conversaciones entre mensajeros de Baghdadi y Zawahiri" —los cabecillas del EI y Al Qaeda, respectivamente— sobre una posible alianza.

"No se puede descartar una alianza estratégica"

Román Silántiev, experto en religiones, explicó a RT que "lo que se llama Estado Islámico es, de hecho, una evolución de Al Qaeda", porque no tienen diferencias sustanciales "ni en la ideología ni en los métodos": si bien sus líderes pueden competir por el poder y el dinero, "lucharán hombro con hombro contra el enemigo común".

Cuando alcanzó el pico de su poder en 2014, el EI alteró la posición de Al Qaeda y se convirtió en "el buque insignia de la yihad mundial". Sin embargo, con el colapso del 'califato' en Oriente Medio ha moderado sus ambiciones.

En el ámbito táctico, los militantes de ambos colectivos "se pueden unir con facilidad" para sobrevivir, por lo que "no se puede descartar" que establezcan "una alianza estratégica", asevera Silántiev.

"Repeler un enemigo común"

En la misma línea, el presidente de la Misión Islámica Internacional, Shafig Pshijachov, sostiene que los combatientes suelen cambiar fácilmente de un grupo radical a otro.

Como el objetivo común de todas las organizaciones terroristas es "destruir la base del orden mundial existente", un yihadista puede jurar lealtad al EI y después, por ejemplo, pasarse al Frente Fatah al Sham (antiguo Frente Al Nusra), la rama siria de Al Qaeda.

Pshijachov estima que los grupos radicales son "inconsistentes en su comportamiento": por un lado, siempre pelean entre sí y, por otro, "se unen para repeler un enemigo común" así que, dado que los líderes terroristas tienen que "mejorar constantemente" sus métodos de lucha contra las autoridades estatales, "podemos esperar cualquier giro de los acontecimientos".

Afganistán, en un callejón sin salida

Según los servicios especiales rusos, las derrotas en Oriente Medio obligan a los terroristas a trasladarse a otras regiones, como Afganistán.

"Hay muchos temores en torno al fortalecimiento del Estado Islámico y Al Qaeda" en este país de Asia Central, pero los talibanes perciben su presencia allí de un modo "muy negativo" porque no querrán compartir el poder, señala el jefe del Centro de Estudios del Afganistán Moderno, Omar Nessar.

De este modo, los antiguos aliados se podrían unir para derrotar a los afganos porque sería su único modo de dominar ese país. en cualquier caso, se trata de un callejón sin salida: un talibán fuerte "representa una amenaza" pero, si se debilita, "el EI y Al Qaeda se fortalecerán" para ocupar su lugar, vaticina Nessar, con lo cual "nadie sabe cómo encontrar el equilibrio y derrotar al terrorismo en Afganistán".