X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5ow0

Evo Morales quiere que la ONU o el Papa "hagan seguimiento" del fallo sobre la demanda marítima

Publicado: 14 mar 2018 21:12 GMT

El planteo fue realizado días antes del inicio de los alegatos por la demanda boliviana contra Chile en la Corte de La Haya.

Evo Morales quiere que la ONU o el Papa "hagan seguimiento" del fallo sobre la demanda marítima
El papa Francisco recibe a Evo Morales en El Vaticano el 15 de abril de 2016.
Alessandra Tarantino / Reuters
Síguenos en Facebook

La próxima semana comenzarán los alegatos finales en el marco de la demanda marítima de Bolivia a Chile en la Corte de La Haya. Luego el tribunal emitirá un veredicto en el cual resolverá si el Estado boliviano debe tener o no una salida al mar que implique una cesión de parte del territorio chileno.

"Qué bueno sería que después del fallo haya algunos mediadores que hagan seguimiento", declaró en rueda de prensa Evo Morales. El jefe de Estado de Bolivia opinó que podría ser Naciones Unidas o "tal vez el papa Francisco".

La oposición boliviana: entre la crítica y no viajar

A esta etapa final del juicio oral, el Gobierno boliviano invitó a dirigentes políticos opositores para que viajen hasta la sede de la Corte. Entre ellos está el expresidente Jorge 'Tuto' Quiroga, quién declaró, citado por Erbol, que el presidente Morales está "solo" internacionalmente.

"Necesitamos apoyo de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Colombia, Perú", apuntó Quiroga y añadió: "Fíjense que Evo Morales está tan aislado, que yo tengo amigos allá y él no". Desde su perspectiva, "es clave" tener esos respaldos ante "un fallo favorable" porque "esto va a tomar años". "Yo sí puedo hacerlo, Don Evo Morales no creo", concluyó.

Mujeres marchan durante el "Dia del Mar" en La Paz, Bolivia, el 23 de marzo de 2017. / David Mercado / Reuters

Sin embargo, no todos los opositores piensan igual. El Comité Cívico Pro Santa Cruz emitió un comunicado en el que solicitó a los políticos invitados no viajar, ya que considera que el juicio se está utilizando políticamente a favor del gobierno. Si bien expresaron, de acuerdo al portal Los Tiempos, su "más profunda esperanza de recuperar una salida soberana al mar que nos pertenece por derecho", enfatizaron que eso "debiera manejarse responsablemente como política de Estado y de ninguna manera con fines proselitistas".

Chile también debate

En la comitiva chilena viajarán los funcionarios del recién asumido gobierno de Sebastián Piñera, pero al igual que Bolivia fueron invitados otros dirigentes. Uno de ellos es el excandidato a la presidencia de Chile Alejandro Guillier, que planteó públicamente la posibilidad de una "solución con compensaciones territoriales, de manera que no se pierda patrimonio territorial o marítimo, pero en el entendido de que eso no ponga en entredicho la unidad geográfica de Chile".

Esto le valió varias críticas y una declaración oficial de la Cancillería quitando importancia al tema. "Lo importante aquí, lo central, es que no hay obligación de negociar, eso es lo importante", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, citado por BioBio. "Para los chilenos es muy importante, aquí en estos alegatos orales no está en juego ni un centímetro cuadrado de territorio chileno", añadió.

Finalmente, aclaró que Guillier viajará en la comitiva "a defender precisamente la posición de Chile tal como la ha venido planteando nuestro país".

Historia de una demanda

En 2013, Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para reclamar su acceso soberano al mar. El Ejecutivo de Morales tomó esa decisión después de que el entonces presidente de Chile, Sebastián Piñera, congelara las negociaciones bilaterales.

El Gobierno chileno sostuvo que la jurisdicción de la CIJ se remontaba a 1948 y, por lo tanto, no podía resolver un litigio sobre el acuerdo que ambos países firmaron en 1904, en el que Bolivia cedió ese territorio. Por su parte, La Paz señaló que no cuestionaba el tratado en sí, sino que aspiraba a que Chile cumpliera con las promesas respecto a concederle un corredor al Pacífico.

En 2015, esa corte se declaró competente para abordar la demanda y comenzó el juicio. Tras el proceso, este año las partes realizarán sus alegatos finales y se espera que para fines de 2018 el organismo internacional emita un fallo.

Etiquetas:

Últimas noticias