X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5rgc

"Pilas de basura flotantes": EE.UU. no debe desplegar sus nuevos buques de combate litoral

Publicado: 18 abr 2018 08:33 GMT | Última actualización: 18 abr 2018 08:33 GMT

Un informe revela significativos problemas estructurales en esas naves aunque la Armada de EE.UU. ya dispone de 12 unidades de ese tipo.

"Pilas de basura flotantes": EE.UU. no debe desplegar sus nuevos buques de combate litoral
Buque de combate USS Coronado (LCS-4), puerto de San Diego, California, EE.UU., 12 de abril de 2015.
Louis Nastro / Reuters
Síguenos en Facebook

Tras gastar miles de millones de dólares en los 16 años que su programa de buques de combate litoral (LCS, por sus siglas en inglés) lleva vigente, la Armada de Estados Unidos admite que sus resultados son "un fracaso total", estima Jared Keller en el portal analítico Task&Purpose.

A pesar de que existían planes para incorporar algunas de esas naves pequeñas a las flotas que operan en Singapur y Baréin, el pasado 11 de abril el Instituto Naval de EE.UU. informó que es posible que la Marina norteamericana no tome esa medida.

Deficiencias estructurales

En 2014, la Armada estadounidense ya anunció que recortaría de 55 a 32 la cantidad de buques de combate litoral que contrataría a Lockheed Marteen y General Dynamics debido a su rendimiento. De hecho, el pasado enero un órgano de pruebas y evaluación del Pentágono publicó una revisión que certificó problemas estructurales significativos en dos subvariantes del programa.

Esos contratiempos incluían "un déficit preocupante" en los componentes de los sistemas de combate —radares—, "insuficientes" capacidades de defensa contra misiles antibuque y "falta de capacidades adicionales" para controlar los daños y restaurar el funcionamiento de sistemas perjudicados por un impacto poderoso, detalla el autor de este texto.

El informe recomienda que la Armada estadounidense siga las recomendaciones del Pentágono, que "ya considera otros cascos" para operaciones de combate litoral inicialmente asignados al programa LCS, señala Keller.

Gasto multiplicado

La Marina de EE.UU. concibió esos buques como nuevos barcos de guerra flexibles, modulares y de bajo costo que navegaran cerca de las costas y pudieran llevar a cabo operaciones independientes y modificar sus tareas con rapidez gracias a un simple cambio de módulos, cada uno de los cuales tendría diferentes armas y sensores en función de la misión.

Hasta el momento, la Armada norteamericana ha recibido 12 de esas "pilas de basura flotantes" y otras seis se encuentran en construcción, informa el portal. En principio esperaba gastar 220 millones de dólares por barco LCS, pero en 2008 el coste cada unidad de combate aumentó más del doble: 478 millones de dólares.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies