X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5twe

La Marina de EE.UU. someterá a pruebas de explosiones a su avanzado portaviones USS Gerald R. Ford

Publicado: 18 may 2018 14:54 GMT

¿Es capaz resistir el nuevo portaviones USS Ford fuertes explosiones? La Marina probará la resistencia de su buque más costoso mediante pruebas de choque antes de su definitivo despliegue operacional.

La Marina de EE.UU. someterá a pruebas de explosiones a su avanzado portaviones USS Gerald R. Ford
El USS Gerald R. Ford es visto en Virginia el 8 de abril de 2017.
MC2 Ridge Leoni / US Navy / AFP
Síguenos en Facebook

La Marina de EE.UU. decidió someter a pruebas de choque a su más avanzado y costoso portaviones, el USS Gerald R. Ford, haciendo explotar bombas cerca de la nave en diferentes condiciones marítimas, según funcionarios navales citados por el portal Warrior Maven.

Las llamadas 'pruebas de choque' suelen ser una de las etapas finales del proceso de desarrollo de los buques de guerra de la Marina antes de su despliegue operacional. Abajo les presentamos un video que muestra cómo el destructor USS Winston S. Churchill fue sometido a unas pruebas de este tipo.

"El USS Gerald R. Ford llevará a cabo más ensayos, culminando en pruebas de choque del buque entero. Luego la nave se preparará para un despliegue en paralelo de pruebas y evaluación operacional inicial", detalló William Couch, oficial del comando naval responsable de armas.

Para realizar este proceso, la Marina de EE.UU. sigue un programa denominado FSST, según el cual el navío se ve sometido a una serie de explosiones cercanas. Según los autores del programa, esto debería confirmar si el buque está listo para el combate y puede sobrevivir ataques con misiles o bombas (la metodología exacta de la prueba es secreta).

Una de sus principales amenazas es el misil antibuque chino DF-21D. Según los informes, esta arma, que el Ejército chino está desarrollando y probando activamente, puede impactar a portaviones en movimiento a distancias de hasta 900 millas náuticas.

Tras las explosiones, un equipo de ingenieros recopilará los datos de los cientos de sensores instalados en diferentes puntos del buque y determinará el nivel de daño a su estructura. La aprobación de la resistencia de la nave a las explosiones cercanas implica la integración final de varios sistemas de combate.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies