Actualidad

Pionyang rechaza la lista de periodistas del Sur para cubrir el desmantelamiento del sitio nuclear

Publicado:
Corea del Norte decidió desmantelar su polígono nuclear como resultado de la histórica cumbre intercoreana celebrada a finales de abril.
Pionyang rechaza la lista de periodistas del Sur para cubrir el desmantelamiento del sitio nuclear

Corea del Norte se negó a aceptar la lista de periodistas surcoreanos elegidos para cubrir el desmantelamiento de su principal sitio de pruebas nucleares Punggye-ri esta semana, informa la agencia Yonhap.

"Tratamos de transmitir la lista a través del canal de comunicación en Panmunjom hoy, pero el Norte se negó a aceptarla", dijo un funcionario del Ministerio de Unificación bajo condición de anonimato. Como consecuencia, es muy probable que los medios surcoreanos no puedan cubrir el evento, que se celebrará entre miércoles y viernes dependiendo de las condiciones meteorológicas.

"Parece que técnicamente será difícil [para los reporteros surcoreanos] viajar al Norte. Es lamentable", indicó un funcionario del Gobierno. A pesar de la incertidumbre, ocho periodistas surcoreanos llegaron a Pekín este lunes. Tenían previsto obtener los visados y los demás documentos necesarios en la embajada norcoreana en China, ya que Pionyang y Seúl no mantienen relaciones diplomáticas. Sin embargo, todavía no se sabe si los visados les serán concedidos.

Pionyang anunció que cerrará públicamente su polígono nuclear ubicado en la región norte del país en una ceremonia a la que invitará a los medios de comunicación de Corea del Sur, China, Rusia, EE.UU. y el Reino Unido. La decisión fue tomada como resultado de las históricas negociaciones con el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Es probable que los periodistas extranjeros, a exclusión de los surcoreanos, lleguen el martes en un avión a la ciudad norcoreana de Wonsan, desde donde viajarán en tren hasta un área cercana al polígono.

La semana pasada Pionyang suspendió abruptamente las conversaciones intercoreanas de alto nivel, cuestionando los actuales simulacros aéreos Max Thunder entre Seúl y Washington, que calificó como un "ensayo de invasión".

RT