X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5uck

Revelan el plan de Trump para acabar con las filtraciones a los medios en la Casa Blanca

Publicado: 23 may 2018 13:01 GMT

La iniciativa podría ser una realidad en las próximas semanas, según Politico.

Revelan el plan de Trump para acabar con las filtraciones a los medios en la Casa Blanca
Donald Trump habla a través de una pantalla en la Casa Blanca durante una rueda de prensa junto con la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, 4 de enero de 2018.
Manuel Balce Ceneta / AP
Síguenos en Facebook

Donald Trump ha exigido cambios en su equipo de comunicaciones, informa Politico anotando que este departamento fue considerado durante mucho tiempo como uno de los más divididos internamente en lo que lleva su administración.

Tres personas familiarizadas con la situación y citadas por Politico afirman que el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, ya ha dado luz a un plan que hará salir (mediante cese o reubicación en otros departamentos) a algunos de los ayudantes de nivel menor y medio del departamento.

Precisan que se espera que la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, y otros altos funcionarios clave permanezcan en sus respectivos cargos.

Además de deshacerse de los filtradores, el objetivo de la reorganización es trazar líneas de mando más claras y hacer que su trabajo sea más dinámico, de acuerdo con las personas familiarizadas con los planes.

La publicación remarca que aún no está claro cuándo tendrá lugar la reorganización, y que los planes de la administración Trump siguen siendo variables. No obstante, apunta que algunos esperan que la acción ocurra en las próximas semanas. 

El escándalo con John McCain

La reorganización del equipo de comunicaciones sería una reacción a varios escándalos de filtraciones que ponen en la picota la imagen de Trump y su administración. Uno de los últimos se produjo el 10 de mayo. Ese día durante una reunión a puerta cerrada, Kelly Sadler, asistente en la oficina de comunicaciones de la Casa Blanca, discutía con otros funcionarios sobre la nominación de Gina Haspel como directora de la CIA y la rotunda oposición de MacCain al respecto. Fue entonces cuando Sadler aseguró que no importaba la opinión del republicano porque "de todos modos se está muriendo".

Ese comentario, filtrado al periódico The Hill, fue seguido por días de cobertura con tono negativo del asunto después de que la Casa Blanca se negara a disculparse.

Este martes, Trump intentó explicar el comentario de Sadler, argumentando que era simplemente una declaración fáctica, no una broma morbosa.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies