X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback

"El plan de lucha es en las calles": Masivo rechazo al 'fracking' en una provincia argentina

Publicado: 31 may 2018 15:23 GMT | Última actualización: 31 may 2018 18:37 GMT
"El plan de lucha es en las calles": Masivo rechazo al 'fracking' en una provincia argentina
Manifestantes de General Alvear, Mendoza (Argentina), se opnen al 'fracking' el 12 de mayo del 2018. / Cortesía de la Asamblea del Pueblo de Alvear

Miles de argentinos se movilizan contra el 'fracking', una técnica para extraer gas y petróleo de yacimientos no convencionales, porque consideran que daña al medio ambiente. Puntualmente, en la provincia de Mendoza se están desarrollando manifestaciones masivas, asambleas, charlas y debates abiertos para intentar frenar la actividad en los distintos rincones de aquel distrito montañoso, sumado a la batalla judicial y legislativa que emprendieron los ambientalistas. Además, como si fuera una película, la filtración de documentos secretos denominada Ecoleaks reveló la contaminación en la cuenca del río Atuel; la pelea contra los capitales privados se desató en todos los frentes.

El 8 de marzo se publicó un decreto en la provincia donde se autoriza y reglamenta este tipo de explotación energética. Mendoza está gobernada por Alfredo Cornejo, un aliado del mandatario Mauricio Macri y presidente de la Unión Cívica Radical, cuya estructura partidaria le fue cedida al actual Gobierno argentino para tener presencia electoral en todo el país de cara a los comicios del 2015, por ello Cambiemos es una alianza entre varias fuerzas políticas. Desde que se impulsó aquella determinación local sobre el 'fracking', las protestas fueron en aumento.

Esteban Servat, científico.
"A un mes de haber publicado el documento, toda la provincia está levantada contra el 'fracking', como nunca se levantó antes. Es una revolución". Esteban Servat, científico.

"La primera marcha fue el 23 de abril y luego siguieron otras con un alto porcentaje de la población en las calles", repasa Pilar Castilla, miembro de la Asamblea del Pueblo de Alvear, un departamento al sur de la provincia. Según relata, los antecedentes de otras manifestaciones contra la minería "marcaron a fuego" a la población porque lograron que se sancione una ley restrictiva, y pretende que se continúe por esa vía. "Mendoza es un desierto, las movilizaciones son por la defensa de la producción de alimentos y el uso del agua, que es escasa y ancestral, ya desde los pueblos huarpes" –comunidades aborígenes–, resalta.

Castilla relata que las primeras convocatorias encontraron a los vecinos protestando contra el aumento de las tarifas que se produjo en el país, "con productores que no podían vender sus frutas porque no tenían precio". Pero luego se sumó y masificó el reclamo ambiental: "Estamos en un estado generalizado de movilización y discusión", grafica. La militante explica que la estrategia es repartir panfletos, brindar charlas en las escuelas donde les permitan el acceso, plantear debates en clubes de barrio, asociaciones vecinales e instituciones. "El plan de lucha es en la calle", resume. A ello se abocan las Asambleas Mendocinas Por el Agua Pura (AMPAP), que nuclean a todas las organizaciones que defienden la naturaleza en la zona.

¿Qué es el 'fracking' y por qué molesta tanto?

Su nombre en español es fractura hidráulica, pero siempre fue más conocido por el término anglosajón. Se trata de una técnica para extraer gas y petróleo de yacimientos no convencionales, cuyas formaciones geológicas se encuentran a miles de metros de profundidad y para obtener el producto energético se debe perforar la roca que alberga los hidrocarburos a lo largo de varios kilómetros. Según explica el científico Esteban Servat, bajo este mecanismo se inyectan unos 30 millones de litros de agua con alta presión por cada pozo generado y más de 600 químicos, que les quitan el sueño a los ambientalistas. Además, se emplean arenas silícias que se utilizan en la mezcla para mantener abiertas las fracturas, "pero que son altamente nocivas para la salud, porque en el aire causan una gran cantidad de problemas respiratorios".

"Es una técnica desesperada, que viene a desarrollarse como última instancia en un planeta donde el petróleo se está extinguiendo", opina el experto. Asimismo, añade que "el problema más importante del 'fracking' es la contaminación de las napas de agua, los acuíferos, porque en el proceso de extracción, lo que se inyecta trabaja de modo vertical y horizontal". En otras palabras, grafica: "Imaginate que a 3.000 o 4.000 metros de profundidad, el entubado no es perfecto, la menor actividad sísmica lo puede fisurar y se filtraría el material tóxico hacia las distintas napas de agua subterráneas".

Asimismo, el investigador sostiene que "la tendencia mundial es hacia su prohibición", debido a la contaminación que genera y la posibilidad de "causar terremotos". Sin embargo, desde la industria, el Estado y los defensores de la actividad esta teoría es refutada —según el geólogo Ernesto Gallegos no existen argumentos científicos para decir que se produce contaminación o movimientos sísmicos—.  No obstante, Esteban señala que Mendoza "es una provincia desértica, donde solo el 3% de su territorio es cultivable gracias al trabajo humano que canalizó los pocos ríos que tiene". Y va más allá: "Ya hay crisis hídrica desde hace años porque el agua no alcanza para la industria ni la producción, pero les van a dar esas grandes cantidades de agua a las petroleras del 'fracking' para que la contaminen. Además, es una provincia sísmica y van a agregar una actividad que genera sismos".  

Ecoleaks: El Assange argentino

Servat vivió durante diez años en Silicon Valley (EE.UU.), donde se dedicaba a la biotecnología, pero decidió radicarse en Mendoza a raíz de las luchas ambientales emprendidas por su población. Era un ciudadano más de la zona rural provincial, hasta que un día recibió un documento secreto, de fuentes que prefiere preservar. El informe, proveniente del Departamento General de Irrigación, es decir, el Estado, contiene información sensible sobre la contaminación de la cuenca del río Atuel, cerca de los emprendimientos de 'fracking' que comenzaron a instalarse en aquella región sudamericana.

El científico Esteban Servat trabaja en su laboratorio. / Cortesía de Esteban Servat

Al ver los resultados del estudio, el científico hizo todo lo posible para difundirlo y junto a un grupo de colaboradores abrió el sitio EcoLeaks, inspirado en WikiLeaks, la organización fundada por Julian Assange que se dedica a filtrar documentos manteniendo el anonimato de sus fuentes. Por ahora, Servat no corre la misma suerte que Assange, quien se mantiene refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012 tras pesar en su contra una orden de detención por parte de la Justicia británica.

Sin embargo, el intendente de Alvear, Walther Marcolini, demandó al ambientalista por "calumnias e injurias", aunque el 29 de mayo el denunciante no se presentó a la conciliación pactada en un juzgado local. "A último momento cambiaron el edificio de la cita por otro a tres kilómetros de distancia, para evitar el apoyo de la gente, que igual se trasladó para acompañar", resalta. Así las cosas, este informe se viralizó rápidamente entre los mendocinos: "A un mes de haberlo publicado, toda la provincia está levantada contra el 'fracking', como nunca se levantó antes. Es una revolución", se enorgullece.

Jorge Sosa, diputado provincial oficialista de Mendoza por la Unión Cívica Radical (UCR).
"También tenés contaminación de los vehículos en la calle o en las cloacas de la ciudad, que es terrible, y en toda actividad humana. Pero se maneja y se controla". Jorge Sosa, diputado provincial oficialista de Mendoza por la Unión Cívica Radical (UCR).

En julio del 2017 el Gobierno local autorizó la exploración de pozos para probar este mecanismo de extracción energética, mediante una resolución. El estudio filtrado está fechado el 28 de noviembre, y se hizo para analizar su impacto ambiental en Malargüe, una ciudad mendocina. "Todo salió mal, y quieren garantizar que en base a eso todo va a salir bien", expresa el entrevistado. Concretamente, "se hicieron pruebas en cuatro pozos y de ellos, tres contienen alto grado de contaminación de hidrocarburos, solo con cinco meses de funcionamiento". A su vez, agrega: "Dos tienen cuatro veces el límite permitido, y la tercera es siete veces superior. El Gobierno lo ocultó, no se presentó este informe que decía que el 'fracking' ya estaba contaminando la napa de agua". En marzo de este año se publicó el decreto gubernamental que autoriza la actividad, desatando la reacción popular.

Además, el entendido denuncia públicamente que muchos de los informes estatales carecen de rigurosidad: "En la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Mendoza, donde se realizan las muestras, un representante de la petrolera del 'fracking', el ingeniero Ricardo Fuentes de El Trébol Sociedad Anónima, es al mismo tiempo el vicedecano en la universidad. Además, es representante del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG). Es un conjunto de conflictos de intereses enorme".

"Hay cerco mediático"

Entre escritos y recorridas en los juzgados, la Federación Argentina de Espeleología (FADE) logró que el reclamo por los pozos ya instalados llegue a la Suprema Corte provincial. Como medida extraordinaria, lo que se plantea es que esta clase de operatorias es inconstitucional porque se viola el artículo 41, donde dice que todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano. En Argentina, según el concepto de supremacía constitucional, ninguna norma debe ir en contra de aquel libro, que es la ley máxima del país. Así las cosas, los jueces todavía deben resolver el litigio.

Julieta Lavarello es abogada y forma parte de las asambleas que se movilizan contra la actividad extractiva. "Hicieron los pozos sin ningún tipo de autorización; el decreto salió después", resalta. Asimismo, subraya que los estudios de impacto ambiental se realizaron a destiempo. Si bien es cierto que los ambientalistas saben que las napas de agua cercanas al río Atuel están contaminadas, a raíz del informe difundido por Servat, la letrada explica: "No sabemos si esa agua estaba contaminada desde antes, porque Malargüe tiene mucha explotación de petróleo, o si se debe a la explotación de estos cinco pozos de 'fracking'". La batalla legal es otro frente difícil, sobre todo considerando que la Justicia rechazó el amparo presentado por la Federación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) contra la instalación de los pozos.

Además, la consultada destaca que hay una "gran criminalización de la protesta". En ese aspecto, La Izquierda Diario publicó que Mauricio Guajardo Villegas, un joven que protestaba contra el 'fracking' frente a la Cámara de Comercio de San Rafael, Mendoza, se encuentra imputado por "lesiones dolosas graves y agravadas", tras una supuesta agresión hacia un policía. Sin embargo, en los videos de aquella jornada se observa como el uniformado trasladó su motocicleta hacia los protestantes y simuló una caída, que luego justificaría la insólita acción penal.

Desde otro punto de vista, Lavarello señala que la petrolera involucrada en el conflicto —El Trébol— tiene como uno de sus grandes accionistas al grupo Vila-Manzano, que posee importantes medios de comunicación en Argentina: "Hay cerco mediático", opina. Mientras tanto, la Gobernación aprobó en mayo de este año realizar nuevos pozos en Malargüe para hacer estudios de impacto ambiental y avanzar con el proyecto energético. "Tienen la urgencia de aprobar todo porque detrás de cada pedido hay una empresa con la intención de explotar. La cuestión ambiental no les importa", considera. Todo ello sin mencionar que el país forma parte del Acuerdo de París, donde las naciones se comprometen a reducir las emisiones de agentes contaminantes para disminuir el calentamiento global.

"No estamos lejos de prohibir el fracking"

"Hace diez años Mendoza logró algo histórico contra la megaminería, una ley modelo en el país", recuerda Servat, y añade: "No estamos lejos de lograr prohibir el fracking. En solo unas semanas ingresaron siete proyectos de ley, por toda la movilización popular. Hay que sacar una norma antes del Mundial, porque cuando estemos distraídos van a meter todos los pozos de 'fracking' que quieran. El modelo avanza rápidamente y a gran escala, porque si no, no tiene rentabilidad". La abogada, por su parte, opina que el 'fracking' hoy en día no cumple con la ley ambiental local, pero aún así, otra legislación que limite la actividad sería importante. Hasta la fecha, los grupos involucrados en la problemática llevaron 42.852 firmas al parlamento local para pedir la restricción de este mecanismo no convencional.

Vecinos de General Alvear, Mendoza, protestan contra el 'fracking'. / Cortesía de la Asamblea del Pueblo de Alvear

Sin embargo, el oficialismo domina la legislatura mendocina; ninguna norma podría aprobarse sin su consentimiento. Consultado por RT, el diputado provincial de la UCR —el partido gobernante— Jorge Sosa destaca que la postura de su bloque "es desarrollar las técnicas". En otras palabras, seguirán adelante con su política energética: "No es que no haya riesgo de contaminación, pero no encuentro la dimensión de catástrofe ambiental que plantean", expresa el legislador. Así las cosas, añade: "También tenés contaminación de los vehículos en la calle o en las cloacas de la ciudad, que es terrible, y en toda actividad humana. Pero se maneja y se controla".  

Vale destacar que el proceso de fractura hidráulica ingresó al país en 2013, durante el Gobierno de Cristina Kirchner, tras el acuerdo entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y Chevrón —una compañía estadounidense— para explotar Vaca Muerta, una de las fuentes de petróleo y gas no convencional más importantes del mundo, que también incluye a Mendoza. En base a ello, el consultado justifica que "una ley nacional autoriza la actividad", y suma: "Prohibirla por sospechas, es ir demasiado lejos". La ley nacional sancionada en 2014 bajo el mandato de Kirchner otorga el marco jurídico para la explotación de hidrocarburos, pero "plantea que deben respetarse los derechos constitucionales del artículo 41 en materia de ambiente", desmiente Lavarello. Uno de ellos, repasa, es el principio precautorio y consiste en que, si no se conocen las consecuencias ambientales de un emprendimiento, ante la duda, no debería concretarse. De todos modos, "acá se conocen muy bien las implicancias", asegura la especialista. 

Leandro Lutzky

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies