X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5yb0

"Defender la moral": Habla copropietaria del local que no quiso servir a la vocera de la Casa Blanca

Publicado: 24 jun 2018 10:16 GMT

Wilkinson no se arrepiente de su decisión y deja claro que lo volvería a hacer.

"Defender la moral": Habla copropietaria del local que no quiso servir a la vocera de la Casa Blanca
Red Hen en Lexington (Virginia, EE.UU.).
Daniel Lin / AP
Síguenos en Facebook

La copropietaria del restaurante estadounidense que este viernes se negó a atender a la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, y a siete miembros de su familia, ha explicado su decisión.

"No soy una gran partidaria de la confrontación", ha afirmado Stephanie Wilkinson citada por The Washington Post. "Tengo un negocio, y quiero que este negocio prospere. Esto se siente como el momento en nuestra democracia en que la gente tiene que tomar medidas incómodas y tomar decisiones para defender su moral", ha agregado la copropietaria de Red Hen, que se encuentra en la localidad de Lexington (Virginia, EE.UU.).

"Le dije: 'Soy la dueña'" —ha relatado Wilkinson— "me gustaría que viniera al patio conmigo para hablar". "Estuve balbuceando un poco, pero le comuniqué mi punto de vista de una manera cortés y directa", ha relatado. "Le expliqué que el restaurante tiene ciertos estándares que creo que tiene que mantener, como la honestidad, la compasión y la cooperación. Dije: 'Me gustaría pedirle que se vaya'", recordó.

Según Wilkinson, la respuesta de Sanders fue inmediata: "'Está bien. Me iré'". La vocera de la Casa Blanca regresó a la mesa, recogió sus cosas y se marchó. Se les comunicó a los otros comensales que estaban en su mesa que podían quedarse. Pero no lo hicieron. "Se ofrecieron a pagar", ha indicado Wilkinson. "Les dije que no, que era cortesía de la casa", ha detallado.

Wilkinson no se arrepiente de su decisión. "Haría lo mismo otra vez", ha apuntado, agregando que hay momentos en los que "la gente necesita vivir de acuerdo a sus convicciones".

El incidente salió a la luz cuando un trabajador del restaurante, Jaike Foley-Schultz, escribió en Facebook que solo pudo servir a Sanders durante "un total de dos minutos" antes de que su jefa "le pidiera que abandonara el lugar y ella le hiciera caso". 

El comentario fue reproducido en las redes sociales por diferentes organizaciones sociales y terminó desatando una discusión entre partidarios y detractores de Sanders en la página de Facebook del local, así como en Yelp, un sitio web de recomendaciones de restaurantes.

Sanders ha recibido duras críticas por defender públicamente la política del presidente Donald Trump —ahora revocada— de separar a los niños migrantes de sus familias.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies