X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6b9z

¿La banca o los clientes? El Tribunal Supremo español decide quién paga el impuesto hipotecario

Publicado: 5 nov 2018 17:32 GMT

Los magistrados se encuentran reunidos este lunes para decidir si son los clientes o los bancos los que deben abonar el importe correspondiente a esta carga fiscal.

¿La banca o los clientes? El Tribunal Supremo español decide quién paga el impuesto hipotecario
Una mujer pasa frente a una oficina del Banco Santander en Barcelona (España). 7 de Junio de 2017.
Albert Gea / Reuters
Síguenos en Facebook

El Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo español, formado por 31 magistrados, se encuentra reunido este lunes para decidir si el pago del impuesto de actos jurídicos de las hipotecas debe recaer sobre los clientes o sobre las entidades bancarias.

La revisión de este lunes se produce tras varias semanas de polémica, debida a la manera en que el Alto Tribunal ha gestionado el caso.

La sentencia inicial

El pasado 18 de octubre el Supremo publicó una sentencia en la que establecía que eran las entidades bancarias, y no los clientes, quienes debían pagar el impuesto en cuestión.

El dictamen se sumaba de esta forma a otra serie de decisiones judiciales favorables a los clientes –como la de las cláusulas suelo o las hipotecas multidivisa– enmendando una vez más las prácticas de la banca en el ámbito de los contratos hipotecarios de los últimos años. 

Desplome en Bolsa

Sin embargo, pocos minutos después de darse a conocer la noticia, se dejó sentir su repercusión en el mercado de valores: los bancos españoles se desplomaban en bolsa.

Las entidades más perjudicadas fueron Caixabank y Bankia, cuya cotización llegó a depreciarse en una medida superior al 8%; Bankinter y Sabadell, por su parte, registraron caídas superiores al 6%; el BBVA cayó en un 2,6% y el Banco Santander en un 1,5%. 

Cambio de rumbo

En un movimiento sin precedentes, un día después de sentenciar a favor de los clientes, el Supremo dejó en suspenso el efecto de su propio dictamen y anunció que lo volvería a estudiar, debido a "su enorme repercusión económica y social". 

En cuanto se hizo pública esta decisión, los bancos recuperaron sus valores normales en bolsa.

Pocos días después el Alto Tribunal fijaba la fecha del día en que se reunirían para debatir la cuestión: este lunes 5 de noviembre.

"Vergüenza ajena" e indignación 

Si el cambio de rumbo del tribunal ya resultaba insólito, los motivos que adujo para explicarlo, generaron además una notable indignación. 

Empezaba a abrirse un profundo y significativo debate que llegaba a cuestionar incluso la independencia del Poder Judicial y a especular sobre el verdadero alcance del poder de la banca en la sociedad española.

"Da vergüenza ajena leer al magistrado apelar a la repercusión económica y social cuando los afectados son los bancos y mirar para otro lado cuando se trata de desahucios", llegó a escribir en Twitter un diputado del partido Podemos. 

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) llegó a realizar un 'escrache' ante la sede del Tribunal Supremo, protestando por lo que consideraron un acto de "sumisión de esta institución ante la banca".

El asunto alcanzó un nivel de controversia que obligó al Supremo a pedir perdón por la "deficiente gestión" del caso. 

"Pedimos disculpas a aquellos ciudadanos que se hayan podido sentir perjudicados", dijo el presidente del Alto Tribunal, Carlos Lesmes Serrano, ante los medios de comunicación.

Decisión en curso

La decisión que tome el Supremo tras la reunión de este lunes –que podría prolongarse durante todo el día o incluso extenderse al martes– determinará si los magistrados se retractan definitivamente y mantienen a los clientes en la obligación de pagar el impuesto hipotecario, o si mantienen su decisión inicial de que sean los bancos quienes asuman ese coste fiscal.

Si el Pleno reunido fallase a favor de los clientes y además se validara la norma con efecto retroactivo –uno de los aspectos que no llegó a aclararse ni siquiera en la primera formulación del dictamen–, se abrirá la puerta a un significativo reembolso de dinero a las economías familiares suscritas a hipoteca. 

David Romero

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies