Actualidad

¿Qué hay en juego en las elecciones locales de este domingo en Venezuela?

Publicado:
Más de 18.000 candidatos están postulados. El chavismo quiere mantener su hegemonía, mientras la oposición se debate entre la abstención y la necesidad de tener incidencia local.

Venezuela se prepara para elegir este domingo a un total de 2.459 concejales, con sus respectivos suplentes, en la elección número 25 que se realizará en los últimos 20 años en el país suramericano. 

La última vez que el país caribeño escogió concejales fue en diciembre de 2013, en una elección donde, además, fueron votados en una misma boleta electoral los alcaldes de los 335 municipios del país. 

En esa ocasión, la participación en esos comicios locales fue de 58%, un porcentaje que disminuyó a 47% cuatro años después (2017) en la renovación de los cargos de burgomaestres, que dejó pendiente la de los concejales. 

 La 'elección esperada'  

Según el último padrón electoral, para esta elección están convocados más de 20 millones de votantes, que decidirán si acuden o no a las urnas en medio de un complicado contexto nacional, marcado por el impacto de las medidas coercitivas unilaterales de EE.UU., la hiperinflación, la depreciación inducida de la moneda local y el desabastecimiento.

El analista político Humberto Castillo considera que esta es la "elección esperada" por los liderazgos locales y una cifra respalda su postura: en estos comicios se postularon 18.874 candidatos.

"Este tipo de elecciones abarcan también un complejo de realidades locales, el concejal pasa a ser una figura clave porque puede ser útil en las comunidades para formular propuestas y afrontar la actual situación económica", indicó a este medio.

Más de 50 partidos participan

De acuerdo al registro del Poder Electoral venezolano, en estos comicios participarán 51 partidos, de los cuales 21 son toldas nacionales y 11 regionales, mientras que las comunidades indígenas se postularon con cinco organizaciones con fines políticos nacionales y 14 regionales. 

En la contienda participarán todos los partidos de la izquierda venezolana, encabezado por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que selló con otras toldas minoritarias una alianza para postular un candidato o candidata que los represente a todos en un circuito electoral.

Otros partidos que forman parte de la misma coalición, como el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y Patria Para Todos (PPT), postularán a sus propios candidatos a concejales, como lo han venido haciendo en los últimos procesos electorales en Venezuela, salvo cuando hay comicios presidenciales. 

En el campo de la oposición venezolana, la historia es distinta. Con una división a cuestas desde las presidenciales, el variopinto grupo antichavista deberá afrontar este reto electoral en medio de fuertes fracturas internas.

Por un lado están los partidos que apostaron por la vía electoral el pasado 20 de mayo: Avanzada Progresista y Esperanza por el Cambio, regentados por los ex candidatos presidenciales, Henri Falcón y Javier Bertucci, respectivamente. 

A ellos se suman Copei, el MAS, Movimiento Político Alianza por el Cambio, Cambiemos Movimiento Ciudadano (dirigido por el diputado opositor Timoteo Zambrano), Lápiz Procomunidad y dos toldas nuevas que se inauguran en esta contienda: 'La Fuerza del Cambio' y 'Soluciones por Venezuela'.

La Fuerza del Cambio primera fue lanzada por 28 alcaldes opositores y está coordinado por Josy Fernández, ex militante del partido Primero Justicia (PJ) y burgomaestre de un municipio de clase media en el estado Miranda. Soluciones por Venezuela es la apuesta de Claudio Fermín, ex alcalde de Caracas y antiguo dirigente del partido Acción Democrática (AD). 

También está la franja de la oposición promotora de la abstención. En este grupo se encuentran las toldas AD, PJ, Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT), que quedaron inhabilitadas para esta elección. ¿La razón? Al ausentarse de las pasadas presidenciales, debían revalidar su partido con firmas de su militancia, como lo ordena la norma electoral vigente, pero no lo hicieron. Ese incumplimiento les impide presentarse a un nuevo comicio.

La campaña 'encubierta' 

La campaña electoral, que empezó el 22 de noviembre y culminó el 7 de diciembre, transcurrió sin mayores inconvenientes y con dinámicas distintas en el chavismo y la oposición. 

El insistente llamado de los partidos opositores que inscribieron candidatos a concejales se diluyó con la retórica abstencionista de otro sector antichavista, que reanima a sus simpatizantes a desconocer al presidente Nicolás Maduro el próximo 10 de enero, fecha en la que el mandatario deberá ser juramentado para un nuevo periodo constitucional.

Aunque existe la percepción aceptada de que políticos antichavistas con apoyo mediático, como Henrique Capriles Radonski y Henry Ramos Allup, están fuera del juego electoral, el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, denunció que esos opositores supuestamente sí participarán en los comicios locales "de forma encubierta".

"Eso es mentira que no tienen candidatos, siempre cayéndole a coba (mentira) a la gente, ellos compraron las tarjetas de partidos como Copeiy de otros partidos para inscribir a sus candidatos", dijo Cabello en su programa televisivo transmitido por VTV.

Medios locales señalaron a Capriles de crear el partido 'Fuerza para El Cambio' para participar en estas elecciones, pero el ex candidato presidencial negó estar vinculado a la tolda.

¿Qué significa para la 'oposición electoral'?

El sector opositor, decidido a participar, ha reafirmado que su propósito es no "abandonar espacios electorales conquistados", con lo cual hacen alusión a la 80 representaciones municipales alcanzadas hace cinco años. 

En este grupo figuran los actuales alcaldes de los municipios del estado Miranda: Chacao, Gustavo Duque; El Hatillo, Elías Sayegh; y Baruta, Darwin González. Este trío político abandonó los partidos donde militaban (PJ y VP) para lanzar sus candidaturas a las elecciones locales de 2017, no sin antes recibir una lluvia de cuestionamientos dentro de las propias filas opositoras. 

Para esta elección, aunque han sido tildados de "colaboracionistas" con el gobierno por grupos ultraconservadores opositores, los tres sostienen que la vía electoral es la "mejor forma" de recomponer la "unidad" antichavista. 

Castillo manifestó que, independientemente de los resultados electorales, ese sector de la oposición todavía quiere conservar un espacio de "incidencia local" donde gobiernan.

A pocas horas de la elección, el presidente de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, pronosticó que la oposiciónperderá la mayoría de las 80 cámaras municipales que aún tiene en su poder.

Lo que se juega el chavismo el 9D

En la última elección de concejales, el chavismo fue mayoría electoral al ganar 275 cámaras municipales. La dirigencia chavista ha manifestado que el propósito es conservar o aumentar lo conquistado en el 2013, pero retomando la tesis del "fortalecimiento del poder popular", como propuesta aprobada en el último Congreso del PSUV. 

Para Castillo, el chavismo también intentará afianzar su movilización de base en los circuitos municipales, mediante la participación de jóvenes, luego de que el presidente Nicolás Maduro exigiera que 50% de los candidatos a estos comicios debían tener menos de 35 años.

"En esta elección, con los jóvenes, el chavismo está implementando una estrategia que se va a manifestar, pese a las circunstancias difíciles", agregó.

El analista político cree que el chavismo busca cerrar el año con una nueva victoria electoral para encarar los primeros días de enero, en los que la "oposición abstencionista" intentará, una vez más,  "deslegitimar" al Ejecutivo con un llamado al desconocimiento, que podría contar con el apoyo de algunos países de la región.

Manuel Palma

Covid19