Actualidad

¿Democracia o plutocracia? Estas son y así funcionan las dinastías económicas más ricas de EE.UU.

Publicado:
Las tres familias más ricas poseen tanto dinero como toda la mitad más desfavorecida del país, que engloba a 160 millones de personas.
Descargar video

Las dinastías económicas más poderosas de EE.UU. acumulan un poder que trasciende el ámbito financiero. Son familias consagradas al desarrollo de marcas punteras en el mercado, cuyos apellidos encabezan las listas de las mayores fortunas del país y del mundo. Son los Bezos, propietarios del gigante comercial Amazon; los Gates, cofundadores de Microsoft; los Walton, dueños de los almacenes Walmart, los Mars, propietarios de la famosa marca de alimentación y snacks; y los hermanos Koch, herederos de un poderoso conglomerado de compañías energéticas.

La riqueza combinada de estos clanes familiares multimillonarios se estima en unos 600.000 millones de dólares, 100.000 millones menos que el presupuesto del Departamento de Defensa de EE.UU., es decir, casi lo que cuesta mantener a uno de los ejércitos más poderosos del planeta y a sus más de 1.000 bases militares en todo el mundo.

¿Gestión económica o presión política?

Las tres familias más ricas de EE.UU poseen la misma cantidad de dinero que la mitad menos favorecida de la población estadounidense; en otras palabras, su patrimonio equivale a todas las posesiones sumadas de aproximadamente 160 millones de personas.

¿Es esto producto de una buena gestión económica o de una política de inversiones inteligentes? Un reciente estudio de la Universidad de Chicago apunta a razones diferentes, como las técnicas de ocultación y transferencia de la riqueza mediante sofisticadas arquitecturas financieras que incluyen asesores, administradores de patrimonio y fideicomisos, así como la creación de corporaciones ficticias y de cuentas extraterritoriales.

Otro de los recursos con el que suelen contar los clanes más poderosos es precisamente su capacidad para 'cambiar las reglas del juego'. En concreto, desde el año 2000, tanto la familia Walton, como los Mars y los Koch han gastado unos 2.000 millones de dólares en presionar al Congreso para obtener ventajas como la abolición del impuesto federal sobre las herencias o revertir regulaciones adversas en los sectores en los que operan.

Según el sociólogo estadounidense James Petras, "los políticos, en el mejor de los casos, solo responden a la presión". En su opinión, los dirigentes nacionales "responden a los intereses de los grandes ricos", convirtiendo a EE.UU., en un país "más plutocrático que democrático".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7