Actualidad

Testimonio estremecedor: Detallan la forma en que 'el Chapo' torturaba y mataba a sus adversarios

Publicado:
Un ex integrante del cártel de Sinaloa narra en el juicio que celebra en EE.UU. cómo el capo mataba a sangre fría a sus víctimas.

Joaquín 'el Chapo' Guzmán habría torturado y asesinado a sangre fría a al menos tres miembros de cárteles rivales, llegando incluso a enterrar vivo a uno de ellos, relató Isaías Valdez Ríos, un ex integrante del cártel de Sinaloa, en el juicio contra el capo mexicano en una corte federal en Nueva York. (EE.UU.)

En el que es considerado uno de los testimonios más gráficos dichos en la corte, el testigo cooperante del Gobierno de EE.UU. relató cómo Guzmán Loera asesinó a un integrante del cártel rival de los Arellano Félix: "Le puso el rifle en la cabeza, disparó y le dijo: ¡A chingar a su madre!", expresó 'Memín' o 'Memo', quien empezó a trabajar como uno de los sicarios de 'el Chapo' en la sierra de Sinaloa (norte de México) en 2004.

ADVERTENCIA: La siguiente información podría herir su sensibilidad.

Enterrado vivo

La víctima, a decir de 'Memo', llegó con señales de tortura hasta el campamento de Guzmán Loera en un avión de Ismael 'Mayo' Zambada –quien ha sido identificado como uno de los líderes del cártel de Sinaloa y también acudió en noviembre como testigo al juicio contra el narcotraficante–; el hecho, refirió el declarante, molestó al capo, quien pidió lo mantuvieran atado de pies y manos durante tres días hasta que, finalmente, lo asesinó.

"Venía quemado con una plancha en toda la espalda, la camiseta que llevaba puesta estaba pegada a su piel, traía marcas de encendedor de carro en todo el cuerpo", contó el testigo, de 39 años.

Tras días de permanecer atado, según su testimonio, el hombre tenía mal olor: "Ya apestaba. Le dijimos al señor Joaquín que esta persona olía mal, porque se estaba pudriendo", dijo el testigo.

En ese momento, 'el Chapo' pidió que lo presentaran ante él y lo interrogó durante 20 minutos. Finalmente, le puso un rifle en la cara y lo mató tras decirle: "¡A chingar a su madre!". Aunque el hombre seguía respirando, según relató Valdez, lo echaron "a un hoyo" y lo enterraron.

La tortura a los zetas

En el mismo periodo, dijo 'Memín', Guzmán también capturó y asesinó a dos hombres, porque trabajaban para el cártel de los Zetas y eran oriundos de Sinaloa, de donde es originario 'el Chapo'.

"Les decía [Guzmán]: 'Hijos de su pinche madre, ¿cómo es posible que trabajen con esa gente y nos estén traicionando'?", contó Valdez ante 12 miembros del jurado.

Antes de matarlos, 'el Chapo' pidió a algunos de sus hombres que golpearan y torturan a los detenidos, después pidió atarlos para, él mismo, pegarles con un tronco grueso de árbol hasta dejarles los huesos rotos, detalló 'Memo'.

Al igual que el primer caso, Guzmán les puso el arma en la cabeza, dijo '¡a chingar a su madre!' y los mató, narró el testigo.

El juicio

Joaquín Guzmán Loera, de 61 años, es considerado por el Departamento de Justicia de EE.UU. como el narcotraficante más importante del mundo, tras estar involucrado casi 30 años en el tráfico de drogas, una trayectoria que dio origen a su liderazgo en el cártel de Sinaloa.

El capo enfrenta once cargos, el principal de ellos es ser la cabeza del grupo criminal. Además, es acusado de conspiración internacional para fabricar y distribuir cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana. Se calcula que introdujo ilegalmente a EE.UU. unas 457 toneladas de estupefacientes, que generaron ganancias de 14.000 millones de dólares. De hallarlo culpable de uno solo de los cargos, recibiría cadena perpetua

RT