Actualidad

¿Qué pasaría si Rusia cortara la electricidad de EE.UU. en plena ola de frío? La conspirativa pregunta de una periodista estadounidense

Publicado:
Según Rachel Maddow, de MSNBC, Rusia y China pueden dejar a Estados Unidos sin electricidad ni calefacción "hoy, ahora, cuando quieran", pues el calor de sus casas depende solo de su "benevolencia".
¿Qué pasaría si Rusia cortara la electricidad de EE.UU. en plena ola de frío? La conspirativa pregunta de una periodista estadounidense

Rachel Maddow, conductora de noticias del canal estadounidense MSNBC, sostuvo este miércoles la increíble teoría de que Rusia puede en cualquier momento provocar un apagón masivo en todo el territorio de EE.UU., afirmación a la cual no tardaron en responder numerosos internautas.

En detalle, Maddow citó fragmentos de un nuevo informe de la comunidad de Inteligencia de EE.UU., que afirma que Rusia y China tienen la capacidad de cortar temporalmente la provisión de gas y electricidad en EE.UU. cuando lo deseen.

La presentadora se planteó la interrogante de qué pasaría si Moscú y Pekín decidieran dejar al país norteamericano sin calefacción, "hoy, ahora, cuando quieran", y concluyó que el calor en las casas de los estadounidenses depende solo de su "benevolencia".

Maddow divulgó tan tenebrosa teoría en momentos en que un frío extremo azota Estados Unidos y en varias ciudades las temperaturas bajan incluso más allá de -30 °C, lo que presuntamente debe haber causado una mayor impresión entre la audiencia de su programa.

"¿Qué pasaría si Rusia cortara la luz en Fargo (Dakota del Norte) hoy mismo?", planteó la presentadora, para de seguidas imaginar de viva voz cuál sería la situación si "todas las líneas de gas natural que prestan servicio a Sioux Falls" (Dakota del Sur) se desvanecieran "en el día más frío en la historia reciente" y "no estuviese en nuestras manos recuperarlas".

"¿Qué harían tú y tu familia?", se dirigió Maddow a sus espectadores.

Reacción de la Red

No pocas personas reaccionaron con ironía a las ideas expresadas por Maddow. Entre ellos, Glenn Greenwald, conocido por difundir los escándalos de espionaje de la NSA filtrados por Edward Snowden.

"Este es el veneno mental del que los neoliberales se alimentan cada noche", opinó el laureado escritor, mientras que Jeremy Scahill, periodista de la revista digital The Intercept, bromeó al respecto en su cuenta personal de Twitter.

"Serguéi Lavrov acaba de 'hackear' mi calentador y desconectó mi refrigerador", alertó Scahill. "[El oligarca ruso] Oleg Deripaska usó un dron para entrar a nuestra casa durante la noche y cambiar el aire acondicionado por la calefacción en medio del verano", añadió por su parte Greenwald.

Aaron Maté, columnista del semanario The Nation, lamentó que este sea un caso más en el que "vendedores del 'Russiagate'" como Maddow "no ignoran, sino que utilizan serios problemas como el potencialmente letal clima frío para la conspiración y el miedo".

Maddow ha sido criticada en el pasado por dedicar una cantidad desmesurada de tiempo a temas relativos a Rusia. Un análisis realizado en 2017 encontró que, en un lapso de seis semanas, la periodista pasó al menos el 53 % de su tiempo al aire hablando sobre el país eslavo.

Ya sea que tenga o no la capacidad de causar una catástrofe de esa magnitud, Rusia no ha manifestado intención alguna de desconectar la calefacción de los estadounidenses para verlos morir de frío por pura diversión.

RT