Actualidad

Reportes: Alemania descarta comprar cazas estadounidenses F-35 para reemplazar a sus renqueantes aviones militares

Publicado:
Entre las alternativas para sustituir los Tornado las autoridades germanas barajan los F-18, también de fabricación estadounidense, y los Eurofighter Typhoon europeos.
Reportes: Alemania descarta comprar cazas estadounidenses F-35 para reemplazar a sus renqueantes aviones militares

Las autoridades alemanas han decidido descartar la compra de los cazas furtivos estadounidenses Lockheed Martin F-35 para sustituir sus cazas multifuncionales Tornado, han informado este jueves al diario Handelsblatt fuentes en círculos cercanos al Ministerio de Defensa germano.

De esta forma, el Ejército alemán presuntamente tendrá que elegir entre los cazas polivalentes Boeing F/A-18 y los aviones de combate Eurofighter Typhoon de Airbus para reemplazar sus aviones. Al mismo tiempo, un detalle desempeña un papel importante en el asunto: las capacidades nucleares. Los aviones Tornado, que aún están al servicio, pueden lanzar armas nucleares y Berlín no quiere dejar de poder hacerlo.

Las autoridades germanas "quieren preservar el papel y la habilidad del Tornado", han precisado las fuentes. Justamente los F-18 estadounidenses ya tienen certificación para el lanzamiento de bombas nucleares B61, mientras que los Eurofighter no pueden hacerlo.

Además, los F-18 son capaces de localizar radares de las defensas antiaéreas hostiles y destruirlos, lo que representa una ventaja más en la competencia con las aeronaves de fabricación europea, recoge el periódico.

Se reporta que unos 33 Eurofighter de la Fuerza Aérea alemana (Luftwaffe) más viejos serán reemplazados por los aviones del mismo tipo, pero por modelos renovados y avanzados, con lo que Airbus puede contar con al menos un acuerdo que ascenderá a 1.000 millones (aunque en la información no se detalla si se trata de dólares o euros).

Los desperfectos que tiene el Tornado son conocidos desde hace tiempo y en varias ocasiones trascendieron a la opinión pública. Así, en el 2016 su participación en la coalición internacional contra el Estado Islámico fue puesta en tela de juicio cuando se descubrió que las herramientas de la cabina exponen el avión a un posible ataque durante las misiones nocturnas por su excesiva iluminación. La Luftwaffe tiene programado comenzar a deshacerse de estos aviones a partir del año 2025.

RT