Actualidad

Cazas de Australia habrían matado "involuntariamente" hasta 18 civiles en un bombardeo de Mosul

Publicado:
El Departamento de Defensa australiano asegura que el ataque en esa ciudad de Irak "cumplía plenamente" con las normas de combate.
Cazas de Australia habrían matado "involuntariamente" hasta 18 civiles en un bombardeo de Mosul

El Departamento de Defensa de Australia admitió este jueves que dos cazas de su Fuerza Aérea podría haber matado a entre seis y 18 civiles durante un bombardeo que tuvo lugar en Mosul (Irak) el 13 de junio de 2017.

Ese día, dos cazas australianos lanzaron bombas contra un edificio y su área adyacente durante una operación de las fuerzas iraquíes para tomar el oeste de esa ciudad, como parte de la lucha de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el grupo terrorista Estado Islámico.

"No sabemos definitivamente cómo murieron esas personas", aseguró en un comunicado del Departamento de Defensa australiano su jefe de Operaciones Conjuntas, Mel Hupfeld.

"Era imposible estar seguros" de la presencia de civiles

"Hemos determinado que es posible que la coalición matara involuntariamente a civiles" en aquel bombardeo, a pesar de que esos ataques "cumplían plenamente" con las normas de conflicto armado y se tomaron "todas las precauciones posibles para minimizar el riesgo de víctimas civiles", señaló Hupfeld.

Este alto mando australiano admitió que "era imposible estar seguros" de que en el lugar no había civiles debido a "las circunstancias urgentes que enfrentaban las fuerzas iraquíes", pero matizó que "tampoco es posible determinar" si fallecieron como resultado del ataque aéreo australiano o en ofensivas de la coalición "o de otros actores".

La organización Airwars, que registra las bajas civiles como resultado de los ataques aéreos en Oriente Medio y el norte de África, difundió inicialmente esta información. Por este motivo, en enero de 2018 la coalición internacional alertó al Departamento de Defensa de Australia, que inició su propia investigación sobre el caso.

El ministro de Defensa de Australia, Christopher Pyne, lamentó estas muertes de civiles, aseguró "en virtud de la transparencia" que su país está "preparado para decir que podríamos haber sido responsables" de esos hechos y destacó que los pilotos de los cazas involucrados en ese ataque operaron "totalmente dentro de las normas de combate".

No es la primera vez que la aviación de Australia se ve inmersa en bajas de civiles. A principios del año pasado, el Departamento de Defensa de ese país reconoció que probablemente acabó con la vida de dos adultos e hirió a dos menores en otro bombardeo realizado en mayo del 2017, también en Mosul.

Durante su contribución a la campaña antiterrorista de la coalición internacional entre 2014 y 2017, los cazas australianos realizaron2.750 bombardeos en Irak y Siria. Este último reconocimiento coincidió con la publicación en que ese colectivo contempla que al menos 1.190 civiles murieron "de manera involuntaria" durante ese periodo.

RT