Actualidad

Reuters: PDVSA detiene la producción de petróleo extrapesado en una de sus empresas conjuntas

Publicado:
Según fuentes de la agencia, tras las sanciones estadounidenses, la empresa estatal venezolana habría ordenado que se detenga la producción y mejora del crudo extrapesado en Petrocedeño.
Reuters: PDVSA detiene la producción de petróleo extrapesado en una de sus empresas conjuntas

De acuerdo a fuentes de la agencia de noticias Reuters, la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) ha ordenado que se detenga la producción y mejora de petróleo extrapesado en Petrocedeño, una de sus empresas conjuntas con Equinor (Noruega) y Total (Francia), según información publicada este sábado.

La decisión para que Petrocedeño suspendiera la producción de crudo extrapesado y el procedimiento de mejora, respondería a la falta de nafta, necesaria para diluir la producción, ya que las sanciones impuestas prohibían a los proveedores estadounidenses de combustible exportarlo a Venezuela.

Además, habría instruido a los clientes de sus compañías aliadas que incluyen también la estadounidense Chevron, que depositen los ingresos de las ventas de petróleo en las nuevas cuentas bancarias en Rusia.

PDVSA Petrocedeño es una empresa que produce alrededor de 200.000 barriles diarios de crudo pesado extraído de la Faja del Orinoco, en Venezuela y nació en el año 2007 con la nacionalización de la industria petrolera venezolana. Según información oficial, su composición accionaria está integrada por PDVSA, a través de la Corporación Venezolana del Petróleo, (60 % de las acciones), Total Oil Gas (30 %) y Equinor (Statoil), con casi 10 %. 

La principal actividad de la compañía mixta, además de la producción de hidrocarburos, radica en la extracción del crudo extrapesado para posteriormente diluirlo, mejorarlo y comercializarlo bajo la denominación de Zuata Sweet, un petróleo liviano con bajo contenido de azufre y metales, de amplia aceptación en mercados internacionales.

Alternativas ante las sanciones estadounidenses

Tras el anuncio de las sanciones, el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, afirmó que las empresas estadounidenses pueden seguir comprando crudo venezolano, sin embargo, las ganancias de esas ventas se depositarían en una "cuenta bloqueada". 

Para evitar que eso ocurra, el ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, adelantó que cada barco "que salga de un puerto venezolano cargado con nuestro recurso debe ser cancelado antes de dejar el puerto".

Además, anunció que evaluaban "todas las opciones" para que las operaciones de la estatal petrolera causen el "menor impacto posible" en el mercado, en el marco de las complicaciones surgidas a partir de las sanciones impuestas por parte de EE.UU.

Quevedo también indicó que Venezuela va sostener y conservar la seguridad jurídica de las empresas mixtas, como una de las principales estrategias del gobierno para enfrentar los "ataques". 

"PDVSA es de todas y todos, tenemos que defenderla como la Patria misma. PDVSA no puede ser dejada en las manos de quienes están dirigiendo una estrategia para hundirla", agregó el ministro. 

RT