Actualidad

Dos hermanas intentan huir de Arabia Saudita y quedan atrapadas en Hong Kong

Publicado:
El objetivo de las jóvenes era llegar a Australia para pedir asilo, pero fueron interceptadas en mitad de su camino por las autoridades sauditas.
Dos hermanas intentan huir de Arabia Saudita y quedan atrapadas en Hong Kong

Dos hermanas sauditas que intentan llegar a Australia tras huir de la estricta enseñanza islámica y de los abusos físicos de los que eran víctimas en el seno de su familia se encuentran desde hace casi medio año atrapadas en Hong Kong (China).

Las jóvenes, identificadas como Rawan y Reem, de 18 y 20 años respectivamente, llegaron a la región administrativa china el pasado 6 de septiembre en un vuelo procedente de Sri Lanka, donde se encontraban de vacaciones junto a su familia. Las hermanas tenían previsto viajar a Melbourne (Australia), con conexión en Hong Kong, pero fueron interceptadas allí por el personal de SriLankan Airlines, la compañía con la que volaron, y representantes del Consulado General de Arabia Saudita.

Estas personas, tras hacerse con los pasaportes y pases de abordar de las jóvenes, intentaron "engañarlas" para que tomaran un vuelo de regreso a Riad, pero más tarde Rawan y Reem se enteraron de que uno de los hombres era el cónsul general saudita en Hong Kong y que su reserva de vuelo a Melbourne había sido cancelada.

"Secuestradas por la fuerza"

Después de recuperar sus pasaportes, las hermanas se alejaron de los funcionarios sauditas y reservaron nuevos billetes para viajar a Australia. Sin embargo, los representantes del consulado les volvieron a impedir que tomaran el segundo vuelo, tras lo cual, temiendo que estuvieran a punto de ser "secuestradas por la fuerza", las jóvenes abandonaron el aeropuerto para ingresar a la ciudad como turistas.

En un comunicado difundido este jueves por el abogado de las hermanas se afirma que estas no pueden regresar a Arabia Saudita porque renunciaron al islam, por lo que "serían consideradas apóstatas por el Gobierno saudita, algo que conlleva a la pena de muerte".

"Huimos de nuestra casa para garantizar nuestra seguridad. Esperamos que podamos recibir asilo en un país que reconoce los derechos de las mujeres y las trata como iguales. Soñamos con estar en un lugar seguro donde podamos ser mujeres jóvenes normales, libres de violencia y opresión", comunicaron las jóvenes.

Rawan y Reem se han negado a reunirse con su padre y uno de sus tíos, quienes llegaron a Hong Kong para llevárselas de vuelta de casa. Temiendo por su seguridad, las jóvenes se han visto obligadas a cambiar de albergue en trece ocasiones, mientras que sus pasaportes han sido invalidados por las autoridades sauditas.

"No queremos correr la misma suerte que Jamal Khashoggi"

El caso de las hermanas es de conocimiento del Departamento de Inmigración local y será "tolerado" hasta el 28 de febrero. "Debido a que en Hong Kong no existe un reconocimiento oficial de la condición de refugiado, las hermanas esperan encontrar ayuda de un tercer país", explicó el Centro de Justicia de Hong Kong, un grupo de defensa de los derechos de los migrantes que ha estado ayudando a las jóvenes.

"No queremos enfrentarnos a la misma suerte que el señor Jamal Khashoggi", escribieron las hermanas en su cuenta de Twitter, en referencia al periodista saudita crítico de Riad asesinado en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul (Turquía) en octubre pasado.

Este caso ha surgido un mes después de que otra joven saudita, Rahaf Mohammed Mutlaq Alqunun, captara la atención mundial con su dramático escape de los maltratos de su familia. La joven también pretendía llegar a Australia, pero fue retenida por las autoridades sauditas en el aeropuerto de Bangkok (Tailandia) mientras hacía tránsito. Posteriormente, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) la reconoció como refugiada y recibió asilo en Canadá.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT