Actualidad

Theresa May propondrá retrasar el Brexit si el Parlamento británico rechaza sus propuestas

Publicado:
El próximo 12 de marzo, poco más de dos semanas antes de la fecha prevista de salida del Reino Unido de la Unión Europea, se llevará a cabo la votación final sobre el Brexit en la Cámara de los Comunes.

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este martes que si la Cámara de los Comunes rechaza sus propuestas de Brexit con o sin acuerdo, su Gobierno planteará retrasar la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Theresa May enfrenta una creciente presión para retrasar la salida de su país de la UE, después de dar a conocer su intención de realizar una votación final en el Parlamento el 12 de marzo. Los parlamentarios conservadores sugieren que la salida se aplace hasta finales de mayo.

En enero pasado, los parlamentarios británicos rechazaron el acuerdo de Brexit alcanzado entre May con la UE, abocando el proceso en una nueva fase de incertidumbre.

En su intervención ante el Parlamento, la primera ministra declaró que si el 12 de marzo su acuerdo vuelve a ser bloqueado, dará al Parlamento la posibilidad de votar, al día siguiente, tanto por un Brexit sin acuerdo como por una extensión del Artículo 50 para así retrasar el divorcio entre Londres y Bruselas por un periodo "corto". "Reino Unido podría dejar la UE sin un acuerdo el 29 de marzo solo con el consentimiento explícito del Parlamento", dijo May.

Además indicó que dará a los diputados la posibilidad de extender el Artículo 50, aunque no cree "que esa decisión sirva para que sea más fácil llegar a un acuerdo".

En caso de que el Parlamento vote a favor del acuerdo, el próximo 29 de marzo el Reino Unido dejaría de ser un estado miembro de la Unión Europea. Los términos del acuerdo obtenido por el Ejecutivo de Theresa May con Bruselas pasarían a formar parte de la legislación británica y el Parlamento europeo procedería a la ratificación del Brexit en los términos pactados.

Pero si May pierde la votación y nadie propone una alternativa, el Reino Unido abandonaría la Unión el 29 de marzo, pero sin ningún acuerdo. Esta forma de Brexit implicaría un abandono sin reglas comerciales ni fronterizas conjuntas con Bruselas. No es el escenario más deseado, pero nadie lo descarta.

RT