Actualidad

'Tierra del crack': Cómo se vive en el barrio de libre consumo de drogas en Sao Paulo

Publicado:
A mediados de los 1990, los primeros adictos y traficantes comenzaron a merodear por el barrio. Más de un cuarto de siglo después, la falta de respuestas estatales derivó en una situación fuera de control.

En el barrio de Luz de la ciudad brasileña de Sao Paulo, el índice de robos ha aumentado un 20 % durante el último año. Sus habitantes relacionan este incremento de la criminalidad con el surgimiento en esa localidad de una zona liberada a la venta y consumo de crack al aire libre, apodada 'Crackolandia' por los lugareños.

Algunos de los vecinos que padecieron esta adicción o de los que aún luchan por recuperarse conversaron con RT para compartir su experiencia. Una de estas personas es Janaína Xavier, una exadicta que ahora intenta ayudar a su hija a superar el mismo hábito destructivo.

Buscar una salida

"Quiero que ella salga [de las drogas], pido a Dios que salga, pero depende más de ella que de mí", expresa la mujer. Y añade: "Yo hago mi papel de madre. La cuido, doy amor, cariño, pero ella dice que es algo que no puede controlar".

Asimismo, otro de sus ocho hijos padece problemas neurológicos derivados del consumo de cocaína durante su embarazo.

Hoy recuperada, Janaína ayuda a sacar gente de este infierno silencioso. Son varias cuadras en inmediaciones de la estación de Luz, la más grande de la ciudad. Por allí pasan miles de personas a diario, indiferentes ante el deambular permanente de adictos al crack.

Represión y abandono

En 'Crackolandia' "hay libertad para tomar droga", de modo que "si es algo que tú no hacías donde vivías, lo haces aquí", comenta Carlos, otro vecino adicto a este estupefaciente, que señala que allí se puede ver a extranjeros, "gente de todo el mundo". Aunque "a veces tenemos represión policial, que tira bombas de humo, dispara balas de goma", el Gobierno local "dejó este espacio para que los consumidores de drogas no salgan" del lugar, asegura.

A mediados de los 1990, con la aparición y rápida expansión del crack, los primeros grupos de consumidores y traficantes comenzaron a merodear estas calles. Más de un cuarto de siglo después, la falta de respuestas estatales derivó en una situación fuera de control.

Un problema a escala mundial

"Cuando la persona está atrapada es difícil recuperarla", indica Arthur Guerra, funcionario del Gobierno de Sao Paulo. "Tenemos que evitar que el joven llegue ahí, coordinarnos con las futuras administraciones para seguir un plan independientemente del Gobierno que venga", agrega, precisando que "es un problema a largo plazo" que "llevará años y años".

Mientras tanto, según datos de la ONU, Brasil es el segundo país del mundo en consumo crack, solo superado por EE.UU. La Universidad Federal de Sao Paulo estima el número de usuarios de la droga en el país en un millón.

RT