Actualidad

La aprobación de López Obrador llega al nivel más alto en 25 años para un presidente mexicano

Publicado:
La popularidad del tabasqueño se mantiene a la alza a casi 100 días de Gobierno, a pesar de las críticas por los cambios al programa de estancias infantiles.
La aprobación de López Obrador llega al nivel más alto en 25 años para un presidente mexicano

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, registró una aprobación del 78 % a casi 100 días de haber iniciado su cargo, a pesar del rechazo de la población a dos medidas polémicas que han encendido el debate en redes en las últimas semanas.

La popularidad de López Obrador es la más alta registrada desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), de acuerdo con la encuesta realizada por el especialsita Alejandro Moreno y El Financiero. Los datos también señalan que en febrero la popularidad de López Obrador fue de 86 %.

La encuesta también refleja una alta aprobación de los mexicanos hacia las acciones realizadas por López Obrador, incluyendo la creación de la Guardia Nacional, bajar salarios a altos funcionarios públicos y las conferencias de prensa matutinas.

Los mexicanos también respaldaron acciones como el combate al robo de combustible (huachicoleo), la venta del avión presidencial y su política de transparencia y rendición de cuentas.

En temas como la construcción del Tren Maya y la cancelación del Aeropuerto Internacional de México se mostraron divididas, aunque ligeramente favorables hacia el presidente.

Sin embargo, los dos temas donde se mostró más rechazo, es la cancelación de presupuesto para las estancias infantiles.

El Gobierno tampoco dejó satisfechos a los mexicanos sobre las investigaciones en torno al percance aéreo que provocó la muerte de la gobernadora de Puebla, Érika Alonso, y su esposo Rafael Moreno Valle.

Otras encuestas publicadas en días recientes, muestran una tendencia similar a la popularidad creciente de López Obrador, tal como ocurrió con la encuesta publicada por Consulta Mitofsky en El Economista.

De acuerdo con dicha medición, López Obrador logró subir de 62,6 % la aceptación que tenía en noviembre de 2018, justo antes de asumir el cargo como presidente, hasta un nivel de 67,1 % de aprobación presidencial para febrero del 2019. 

Un fenómeno que, de acuerdo con encuestadores mexicanos responsables de ambos estudios, significa un acontecimiento inusual para un presidente en el mundo actual. 

¿A qué se debe el descontento por las estancias infantiles?

Sin embargo, no todo es favorable para el mandatario mexicano, ya que en las últimas semanas López Obrador ha recibido una serie de críticas por la manera en que su Gobierno decidió cancelar el programa de estancias infantiles para madres trabajadoras y otro programa sobre la violencia doméstica contra mujeres.

La polémica comenzó en febrero pasado, luego de que un grupo de personas afectadas por el cierre de guarderías infantiles reclamaron que el Gobierno dejara de entregar recursos para su mantenimiento.

La administración de López Obrador respondió que al hacer una revisión de cómo funcionaban las estancias infantiles, que no formaban parte del Gobierno al tratarse de organizaciones civiles sin regulación, se detectaron desvíos de recursos y una serie de irregularidades que ponían en peligro al 40% de los niños que asistían a estos centros.

Por lo tanto, el Gobierno anunció que el dinero que antes se entregaba a dichas organizaciones sería entregado directamente a los padres de familia para pagar el cuidado de sus hijos.

Sin embargo, la medida no resolvió las exigencias de los padres afectados y algunas organizaciones, quienes reclaman que el Estado debe hacerse cargo de este problema.

Lo mismo ocurrió con los refugios para mujeres maltratadas, a las cuales se les dará el dinero correspondiente, según el Gobierno, lo cual ha sido criticado por periodistas y analistas que sostienen que esta medida pone en peligro la integridad de mujeres que sufren violencia en sus hogares.

La respuesta de AMLO

En respuesta a su popularidad creciente pese a la polémica por los cambios en dichos programas, el presidente López Obrador respondió que su Gobierno está analizando cómo atender a la población afectada.

Así lo reconoció el presidente en su conferencia de prensa matutina del 1 de marzo.

Días más tarde, el mandatario indicó que su administración no otorgará apoyos sociales a través de intermediarios.

"Vamos a seguir ayudando, lo que queremos es que el mecanismo
de ayuda sea lo mejor posible y que llegue completa la ayuda", dijo López Obrador en su conferencia matutina del 4 de marzo.

"Estamos hablando de miles de millones de pesos que se entregaban y no llegaban a los beneficiarios. Se fue creando toda una estructura intermedia en donde los recursos se mal empleaban por decir lo mínimo, y se usaba de excusa la  necesidad de la gente. Entonces, eso debe de terminar, eso es  
corrupción", señaló.

Se prevé que el próximo lunes 11 de marzo, López Obrador presente un primer informe con los resultados de su gestión a 100 días de haber asumido el cargo.

Manuel Hernández Borbolla

RT