X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6lds

¿Qué tiene que ver el fantasma de Emiliano Zapata en la disputa entre López Obrador y campesinos de México? (VIDEO)

Publicado: 5 mar 2019 17:34 GMT | Última actualización: 5 mar 2019 18:55 GMT

La figura del 'Caudillo del sur' ha tenido un rol protagónico en el conflicto provocado por una termoeléctrica del Gobierno mexicano y un grupo de comunidades asentadas en las mismas tierras, donde peleó el líder revolucionario.

¿Qué tiene que ver el fantasma de Emiliano Zapata en la disputa entre López Obrador y campesinos de México? (VIDEO)
El general Emiliano Zapata, fue uno de los líderes populares más emblemáticos de la Revolución Mexicana.
Gobierno de México
Síguenos en Facebook

El 2019 fue declarado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como el año del caudillo Emiliano Zapata. Pero eso no fue impedimento para que López Obrador tuviera su primer choque con campesinos y comunidades indígenas en la tierra del líder popular de la Revolución Mexicana, a raíz de la instalación de una termoeléctrica en la comunidad de Huexca, Morelos.

Un encontronazo con sectores que durante muchos años fueron considerados aliados de López Obrador en la lucha contra los grandes proyectos de infraestructura y ahora sienten temor de que, ya en el poder, el presidente siga impulsando obras en detrimento de las comunidades.

Así lo dejó en claro el Frente de Pueblos de Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPMPT), opositor a la instalación de un gasoducto y la termoeléctrica de Huexca, tras darse a conocer los resultados de la consulta sin validez legal organizada por el presidente López Obrador en un periodo de tan sólo dos semanas. Una situación contraria a la resistencia que han dado los pueblos ante un proyecto impulsado por los últimos dos expresidentes.

Protestas contra la consulta sobre el Proyecto Integral Morelos, en Cuautla, México, 22 de febrero, 2019. / Manuel Hernández/ RT

"Se abre una nueva etapa de lucha y defensa de nuestros derechos que fue inaugurada con el asesinato de Samir. Luchamos contra Felipe Calderón contra el proyecto, contra Peña Nieto y ahora lucharemos contra López Obrador. Para nosotros el nombre no es lo que importa, sino la estrategia del Estado de imponer los intereses del capital sobre los pueblos indígenas", señaló el FPMPT en un comunicado

Asimismo, integrantes de la organización señalaron que continuarán con la defensa jurídica vía amparos y demandas, tras desconocer los resultados de la consulta realizada el 23 y 24 de febrero, donde se impuso el 'Sí' a la termoeléctrica con un 59,6 % de los votos emitidos, pese al 'No' rotundo que se registró en las comunidades directamente afectadas.

"Tenemos los amparos ganados sobre el río, sobre las tierras, y eso gira una gran desventaja para el Gobierno federal. Por eso hacen uso de este recurso de la consulta", comentó Marisol Sánchez, miembro de la Asamblea Permanente de los Pueblos por Cuautla, en entrevista con RT.

Termoeléctrica de Huexca, Morelos, México, 22 de febrero de 2019. / Manuel Hernández/ RT

"Nosotros seguiremos dando la lucha por la vía legal", agregó la joven, quien asegura que el asesinato del activista Samir Flores significó un antes y un después en la lucha de los pueblos contra la termoeléctrica. "Estamos sumamente indignados, enojados, por lo que sucedió", dijo. 

De acuerdo con la académica Lilián González, el Proyecto Integral Morelos (PIM) impulsado por el Gobierno abarca la planta eléctrica de ciclo combinado, un gasoducto de 160 kilómetros que atraviesa tres estados y un acueducto de 12 kilómetros. Un proyecto que presenta afectaciones para 26 pueblos de tres estados, según reconoció en el foro 'Termoeléctrica de Huexca: impactos y oportunidades', realizado en la Universidad Nacional Autónoma de México.

"En todos los lugares por los que atraviesa el PIM ha habido resistencia social y ocupación policiaca", señala la investigadora. "Es un proyecto impositivo, contrario a la voluntad y el principio de autodeterminación de los pueblos", apunta González, quien es doctora en antropología social por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Mural con el retrato del activista Samir Flores, en Amilcingo, Morelos, México, 22 de febrero de 2019. / Manuel Hernández/ RT

La disputa por el agua

El principal punto de conflicto entre el Gobierno y los campesinos tiene que ver con el uso del agua de ríos para abastecer a la termoeléctrica. Algo para lo cual se requiere construir 150 metros de un acueducto que debe pasar por territorios ejidales.

Un asunto que provocó una disputa por el acceso y uso del agua, ya que los agricultores del oriente del estado de Morelos, opositores al proyecto, temen ser despojados del vital líquido y que las aguas residuales de la planta eléctrica generen contaminación de las reservas hídricas.

"Viviremos sin luz, pero el agua es el mayor tesoro que nos queda. ¿Usted cree que les vamos a dejar el agua? No. Sería mucho que nos quedáramos cruzados de brazos, si de ahí comemos", señala Fortunato Aguilar, campesino que vive de la siembra de caña.

Gobierno de Morelos

El agricultor asegura que la manera en que las pasadas administraciones del Gobierno repartieron dinero a líderes ejidales para dividir a las comunidades generó un clima de tensiones en la zona, tal como han confirmado estudios sociales en la región oriente de Morelos.

Un temor que también expresa Sergio Ortiz, ejidatario del poblado de Tenextepango.

"Hemos vivido de la producción de cultivos desde antes de la Revolución y es lo que consideramos que es prioritario: el agua y la producción de alimentos", señala el campesino, quien explica que la zona se ha dedicado históricamente a la producción de hortalizas y granos básicos.

"Con esta termoeléctrica se van a incrementar los niveles de contaminación. Se integra todo. Robo del agua, despojo de territorio, invasión para proyectos de muerte", señala Ortiz.

Río Cuautla, Morelos, México. / Gobierno de Morelos

Los campesinos de Ayala, Morelos, ganaron un amparo legal en torno al uso de las aguas del Río Cuautla en contra de la empresa estatal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), impulsora del proyecto energético.

Pero ante la debilidad del Estado de derecho que prevalece en México, los campesinos también mantienen un campamento desde hace dos años y medio para impedir físicamente la conexión del acueducto que pretende llevar las aguas del río hacia la termoeléctrica.

La respuesta de López Obrador

El presidente, por su parte, ofreció que el proceso de utilización del agua y obras necesarias para poner en funcionamiento la termoeléctrica fuera supervisado por un organismo internacional independiente como Naciones Unidas, vía la Unesco, para tratar de contrarrestar el malestar al interior de las comunidades.

"Primero fue la consulta. Vamos todavía a resolver asuntos legales, porque hay interpuestos amparos, y tenemos que esperar que las autoridades competentes resuelvan sobre estos juicios. Y vamos a seguir trabajando, convenciendo, persuadiendo", dijo el presidente en su conferencia matutina del 25 de febrero.

"No hay que imponer nada, que hay que mandar obedeciendo, y que en la democracia es el pueblo el que decide, es el pueblo el que manda", soltó el mandatario.

Consulta sobre la Termoeléctrica de Huexca, Morelos, México, 23 de febrero, 2019. / Manuel Hernández/ RT

Una afirmación que, sin embargo, contrasta con la visión de los campesinos afectados.

En poblados como Amilcingo, Temoac y Ayala todavía recuerdan que en 2014 el ahora presidente de México se pronunció en contra de la termoeléctrica. Una postura que cambió de manera drástica con su llegada al poder.

"Imagínense que quieren construir una termoeléctrica, en la Anenecuilco, la tierra en donde nació el mejor dirigente social que ha habido en la historia de México, Emiliano Zapata", dijo López Obrador el 4 de mayo de 2014, durante una gira por Yecapixtla, Morelos.

"No queremos la construcción del gasoducto o de la termoeléctrica o de las minas, ya que van a destruir el territorio y contaminar las aguas", solía decir el ahora presidente mexicano, que en la actualidad defiende continuar con la obra para no perder una inversión de 1.500 millones de dólares.

Esto, a pesar de que ese argumento no lo hizo desistir al impulsar un cambio de la sede para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

¿Traición a Zapata?

Con la realización de la consulta, algunos campesinos consideran que López Obrador traicionó los principios de Zapata, a pesar de que en enero pasado el presidente decretó 2019 como el 'Año de Zapata', en conmemoración a los 100 años del asesinato del líder revolucionario.

"Está traicionando los postulados del general Emiliano Zapata y sus postulados del Plan de Ayala: tierra, agua y libertad. Los montes, las tierras y las aguas son de los pueblos indígenas y pueblos antiguos, el agua se dotó a los ejidatarios para la producción agrícola de granos básicos", dice Flavio Plascencia, campesino del ejido de Moyotepec.

"Esto de la consulta está completamente amañada", sostuvo el ejidatario, quien se dedica al cultivo de maíz, frijol, arroz y caña.

Una postura que también sostuvo el nieto de Zapata, quien en los días previos a la consulta incluso equiparó el giro de López Obrador con la manera en que el entonces presidente Francisco Madero dio la espalda a los campesinos, como denunció Emiliano Zapata en los días de la Revolución Mexicana.

"Madero traicionó a mi abuelo, el general Zapata, y por eso se hizo la Revolución del sur. Ahora, a 100 años, otro maderista, porque es fanático de Madero, vuelve a traicionar los ideales del general Zapata, pero ahora sí somos muchos los mexicanos que votamos por él y tenemos derecho a reclamar esta imposición de megaproyectos en Morelos", dijo Jorge Zapata, nieto del caudillo del sur, en referencia a la actitud de López Obrador.

A pesar de que Jorge Zapata participó en los actos oficiales convocados por López Obrador para honrar la memoria del líder revolucionario, su descendiente ha sido enfático en cuestionar al mandatario.

Pero más allá de los paralelismos históricos, la manera en que el Gobierno de López Obrador ha manejado el caso despertó una mayor preocupación entre los pueblos indígenas, que ya veían con recelo proyectos de infraestructura como la construcción del Tren Maya en el sureste mexicano.

"Nosotros estamos pensando que la guerra de baja intensidad o la contrainsurgencia se viene para los pueblos indígenas de todo el país", comenta Francisco Ortiz, integrante del Congreso Nacional Indígena en Tepoztlán, Morelos.

Un señalamiento que también realizó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, ubicado en Chiapas, al respaldar a los pueblos de Morelos en su lucha contra la termoeléctrica impulsada por el Gobierno.

Fue así que el fantasma del general Emiliano Zapata se hizo presente en la disputa entre el primer presidente de izquierda en la historia reciente de México y los campesinos. Un fantasma que sigue vivo en el alma de aquellos pueblos que, un siglo después, todavía luchan por tierra, agua y libertad.

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT

Etiquetas:

Lo más popular

  • Artículos
  • Videos

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies