Actualidad

Violencia e inseguridad, los temas pendientes de López Obrador en sus primeros 100 días de gobierno

Publicado:
El presidente de México reconoció que a pesar de que 62 de los 100 compromisos de su mandato son ya un hecho, todavía no ha logrado avances para proteger a la población que vive en "estado de indefensión".

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó este lunes un informe con los principales logros de su administración a 100 días de iniciar su Gobierno, donde la inseguridad sigue siendo el tema pendiente de su gestión.

"Informo a ustedes y la población en general sobre lo conseguido ahora por el gobierno democrático para hacer realidad la Cuarta Transformación de México", dijo López Obrador. "Apenas llevamos 100 días de labores y considero que es importante lo alcanzado", agregó. 

En este sentido, López Obrador destacó los apoyos sociales a los sectores más pobres de la población. También dijo que 62 de los 100 compromisos asumidos durante su toma de poder como presidente, "se han convertido en hechos y 38 están en proceso de cumplirse".

Seguridad, el gran pendiente

Sin embargo, López Obrador reconoció que el tema de la violencia y la inseguridad se mantiene prácticamente igual que en el último año de su antecesor, el expresidente Enrique Peña Nieto.

Por ello celebró la creación de la Guardia Nacional como una medida para reducir la inseguridad en el país, ya que antes sólo se tenían 10.000 efectivos de la Policía Federal para cubrir todo el país, mientras el Ejército y la Marina realizaban labores de seguridad sin la existencia de un marco legal.

Esto explica, en parte, según el presidente, por qué se ha logrado contener pero no reducir la violencia que enfrenta México.

"En los hechos, la población del país se encuentra en estado de indefensión. Esto explica en parte, no es justificación, el por qué sólo se ha logrado contener la incidencia delictiva pero no reducirla significativamente como lo deseamos", dijo el presidente.

"Digo esto porque se mantiene prácticamente el mismo número de homicidios y robo de vehículos de antes que llegáramos al Gobierno", agregó.

En este sentido, López Obrador señaló que el promedio de homicidios "de enero a noviembre de 2018 fue de 91,3 homicidios diarios y de diciembre a marzo de 2019 de 88,2. El robo de vehículo pasó de 669,6 robos diarios a 636,1".

"En el robo de combustible sí se redujo la cifra y hay buenos resultados. Es un ejemplo de que sí se puede", agregó el mandatario.

Reformas y respeto a la diversidad de ideas

El presidente destacó tres reformas constitucionales impulsadas durante su administración: 

  1. Extinción de dominio para la expropiación de bienes producto de la corrupción.

  2. Artículo 19 para tipificar como delito grave actos de corrupción, robo de combustible y delitos electorales.

  3. Creación de la Guardia Nacional.

Asimismo, celebró la libertad de prensa y la crítica abierta que se ha propuesto durante su sexenio.

"Hemos sido respetuosos de las libertades. Nadie ha sido afectado por su manera de pensar, su creencia religiosa, su cultura o su preferencia sexual. Nuestro Gobierno promueve y respeta los derechos humanos", señaló.

López Obrador también destacó las consultas realizadas para definir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y la termoeléctrica de Huexca, las cuales causaron una fuerte polémica y confrontación con algunos sectores sociales.

Una cordial relación con EE.UU.

El presidente mexicano también destacó el papel de la política exterior propuesta por su Gobierno, incluyendo la manera en que decidió atender el fenómeno migratorio y la relación bilateral con EE.UU.

"Queremos tener una relación de respeto y amistad con todos los Gobiernos del mundo", dijo.

"La relación con el Gobierno de EE.UU. ha sido cordial, no se usa el lenguaje condenatorio o ríspido, sino la diplomacia y la comunicación permanente. Mi Gobierno no está a favor del uso de la fuerza para contener la migración, sino atender las causas que la originan", apuntó.

Combate a la corrupción, centro de la economía

El mandatario también destacó su lucha contra la corrupción, que constituye el centro de su política económica, tal como demostró con su plan para acabar con el robo de gasolina.

"En eso consiste nuestro plan económico, en esencia, acabar con la corrupción y liberar fondos para el desarrollo. El combate al robo de combustibles permitirá ahorrar 50.000 millones de pesos", equivalentes a 2.574 millones de dólares, dijo el titular del Ejecutivo.

También subrayó la reducción de sueldos de altos funcionarios dentro de su política de austeridad y la estabilidad macroeconómica de su administración. 

"En este periodo de 100 días el peso ha ganado valor respecto al dólar: 4%", dijo el presidente al destacar la reducción de la inflación y el aumento de la confianza del consumidor.

El mandatario reiteró su intención de rescatar de la quiebra a las empresas estatales de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, como ejes de su proyecto económico.

Salud, otro gran reto

El presidente también reconoció que el mejorar las condiciones del sector salud es otro de los grandes retos que enfrenta su administración.

"A causa de la corrupción que ha imperado en este sector, e insisto, en la compra de medicinas, el servicio que hoy se ofrece en centros de salud y hospitales es de pésima calidad", dijo.

"Es uno de los problemas más importantes que tenemos y vamos a resolver más pronto que tarde", reconoció el mandatario.

En este sentido, agregó que buscará realizar cambios sustanciales en el sector salud y sobre todo, en lo referente al acceso a medicamentos.

"Vamos a sustituir el llamado Seguro Popular, que ni es seguro ni es popular, por un nuevo sistema de salud, con atención de calidad y medicamentos gratuitos", dijo.

Informó que el Gobierno compró 93.885 millones de pesos (4.835 millones de dólares) en medicinas y materiales de curación en 2018 "a un grupo muy reducido de proveedores". Pero lo peor, reconoció, "es que en los centros de salud y los hospitales no existe un abasto suficiente de medicamentos".

Al final de su mensaje, López Obrador señaló que no descansará hasta resolver los graves problemas que enfrenta México.

"Antes muerto, que traidor. Vamos a seguir construyendo. La Cuarta Transformación también es reconciliación. Vamos a construir entre todos la bella utopía", concluyó.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT