Actualidad

La pelea de López Obrador contra las calificadoras de riesgo... ¿y el capital financiero trasnacional?

Publicado:
Los reclamos del presidente de México contra la baja nota otorgada por las principales calificadoras de riesgo generó polémica en el país, ante lo que parece ser un choque de intereses por un cambio de modelo económico.
La pelea de López Obrador contra las calificadoras de riesgo... ¿y el capital financiero trasnacional?

Las posiciones encontradas entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y las calificadoras de riesgo han generado una controversia en el país. ¿Cuál es el trasfondo detrás de este desencuentro entre un Gobierno nacionalista y los inversionistas que controlan los mercados financieros?

La polémica se produce después de que López Obrador cuestionara la manera en que las calificadoras Standard & Poor's, Moody's y Fitch Ratings bajaron la nota de México por el alto endeudamiento de las dos principales empresas energéticas del país: Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad. 

Un escenario que preocupa a algunos analistas, al mismo tiempo que el secretario de Hacienda del Gobierno de México, Carlos Urzúa, pidió no hacer una "tormenta en un vaso de agua".

¿Pero qué otros factores están detrás de este choque de posturas entre López Obrador frente a las agencias de riesgo y su influencia entre los inversionistas globales?

La molestia de los inversionistas

Para el doctor Arturo Ortiz Wadgymar, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la baja nota otorgada por las calificadoras de riesgo tiene como trasfondo una disputa entre la política económica del nuevo Gobierno y los intereses del capital financiero global.

"Es natural que los grupos afectados con intereses muy arraigados estén reaccionando virulentamente, pues es el primer ataque que se da desde el siglo pasado hasta la fecha. La respuesta no puede ser otra", señala Ortiz en entrevista con RT.

"Es un grupo que tiene mucho dinero, tiene mucha fuerza, no es un grupo fácil de doblegar. Es todo el capital financiero, las trasnacionales y los grupos de poder internos. Es muy difícil poder pensar que no están a la caza de cualquier cosa que haga el nuevo presidente y a ellos les afecte", agrega.

El experto en economía global recuerda que desde 1982 los organismos financieros globales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), "fueron los que dictaron la política económica de México, pero el Gobierno actual no les ha dado el papel preponderante que solían tener". Y por ello, afirma, ahora parecen estar molestos, pues "mucho de lo que está haciendo López Obrador es contrario a los lineamientos del FMI, el Banco Mundial y el Gobierno de EE.UU."

En este sentido, Ortiz Wadgymar cuestiona el análisis de las calificadoras, que no advirtieron los riesgos de una recesión durante la crisis financiera de 2008. 

"Sí es posible que se vea una constante presión de los organismos internacionales, de las calificadoras, que tienen mucho poder y mucha influencia para calificar según les dé la gana. Ya sabemos que en 2009 calificaron a los bonos basura con AAA+", en referencia a la calificación más alta.

Es por ello que el experto considera que el análisis de las calificadoras no es del todo preciso, pues México no ha dejado de pagar sus compromisos financieros en las últimas décadas.

"Ellos no tienen ninguna razón para pensar que no se va a pagar la deuda. Mientras se paguen estos vencimientos que vienen de Pemex, deben dejar al Gobierno que actúe con libertad. En dos o tres meses no se puede hacer una proyección tan rápida como ellos hacen, porque ahora que el crecimiento económico va a ser bajo, indiscutiblemente, va a haber una mayor redistribución del ingreso", señala.

"Falta visión"

Sin embargo, otros expertos tienen una opinión diferente. Tal es el caso de la doctora Leticia Armenta, profesora de economía del Tecnológico de Monterrey, quien considera que la baja nota otorgada por las calificadoras no es algo exclusivo del nuevo Gobierno de México.

"Me parece que era previsible que esto se diera", dice la experta. "Esto no es un elemento que haya ocurrido sólo con la nueva Administración, sino algo frecuente".

En este sentido, considera que la visión del presidente en torno al papel que juegan las calificadoras de riesgo es poco amplia e imprecisa, pues las consultoras también se encargan de medir el riesgo de inversión ante un contexto global que impacta en México.

"No hay una visión amplia de cuál es el propósito de las calificadoras, cuál es el impacto que tienen este tipo de definiciones y, en todo caso, la utilidad que representa para un Gobierno. Hay una utilidad para el sector privado, que es muy importante", afirma la especialista.

La académica también descarta que México esté en la antesala de una crisis económica, a pesar de los problemas que persisten en el país y las expectativas de bajo crecimiento que se tienen para 2019.

"No estamos al borde de una crisis pero sí estamos frente a una situación compleja, pues el crecimiento económico se ha venido haciendo más lento", afirmó Armenta.

La especialista también considera que no se puede hablar de tensiones reales entre el Gobierno y los mercados internacionales, mientras todo sean declaraciones y no existan acciones contra alguno de los actores involucrados en la disputa.

La postura del presidente y el Congreso

Esto, aún cuando un senador de Morena, el partido de López Obrador, preparaba una iniciativa de ley en el Senado para modificar la Ley del Mercado de Valores, y poder sancionar a las calificadoras que actúen sin transparencia ni objetividad.

Sin embargo, el presidente López Obrador rechazó que su Gobierno impulse esta medida en el Congreso, pues aseguró que las calificadoras podrán trabajar sin restricciones. No obstante, les recomendó incluir en sus variables de análisis el factor del combate a la corrupción emprendido por su administración.

"Esto de las calificadoras es su trabajo, lo respetamos, no vamos nosotros a limitar su función, estamos seguros que va bien el Gobierno, que va bien la economía, que vamos a crecer y que vamos a darles un ejemplo de cómo combatiendo a la corrupción, que muchos han soslayado, tolerado o no incluido en sus variables, se puede tener una economía fuerte, sin déficit, sin deuda, sin inflación, sin devaluación. A las pruebas me remito", dijo Obrador en su conferencia matutina de este jueves 7 de marzo.

"Entonces, es importante el desafío, pero siempre vamos a ser respetuosos de la opinión de las calificadoras", añadió.

Tras la postura del presidente, Ricardo Monreal, el líder de la bancada de Morena en el Senado, anunció que el partido acordó no votar en bloque a favor de la iniciativa propuesta por su compañero, el senador Salomón Jara.

Sin embargo, el senador Jara señaló que continuará con su iniciativa de ley, que busca reformar la regulación existente para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores sancione a las calificadoras de riesgo cuando estas actúen sin ética.

Posturas encontradas al interior del partido mayoritario, que evidencian las tensiones que existen entre algunos simpatizantes del proyecto nacionalista impulsado por López Obrador frente a la dinámica de los mercados globales.

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT