Actualidad

Lavrov: "Bombardeos en Yugoslavia, una agresión para dominar el mundo que no les enseñó nada a EE.UU. y sus aliados"

Publicado:
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, explica los motivos geopolíticos que tuvo EE.UU. para lanzar aquella operación militar, así como sus consecuencias para el mundo.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, concedió una entrevista a la cadena rusa NTV con motivo del vigésimo aniversario de los bombardeos de Yugoslavia por la OTAN, en la que abordó los motivos que tuvo EE.UU. para lanzar aquella operación militar, así como sus consecuencias para el mundo.

Razones geopolíticas

De entrada, el canciller ruso recordó que fue ese "exactamente el comienzo del período" en el que EE.UU. decidió que había ganado la Guerra Fría, dado que la Unión Soviética había desaparecido y Rusia "era débil". Entonces, Washington "tuvo la tentación de tomar la situación en todo el mundo bajo su completo control", alejarse de los principios de resolución de los problemas internacionales sobre la base de la Carta de las Naciones Unidas y, en definitiva, "dominar todas las regiones del mundo".

Por otro lado, la operación en Yugoslavia estaba relacionada con el deseo de ampliar la OTAN hacia el este, más cerca de las fronteras rusas, enfatizó Lavrov, agregando que, aunque Moscú hizo "todo lo que estaba" en su poder para prevenir "la catástrofe", ya "no había quien parara a los estadounidenses". Así, estos emprendieron una "agresión unilateral contra un Estado soberano", en violación de la Carta de la ONU, de los principios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y, en general, "de todo el orden mundial creado después de la Segunda Guerra Mundial".

Borrar las pistas

El jefe de la diplomacia rusa subrayó que los bombardeos en Serbia se llevaron a cabo "con graves violaciones de todos los principios del derecho internacional humanitario", puesto que atacaron "objetivos puramente civiles", como un tren de pasajeros o el centro de televisión en Belgrado.

De hecho, rememoró el canciller ruso, para justificar los ataques se acusó entonces a los periodistas de ese medio de ser "portavoces de la propaganda", una experiencia que -enfatiza- se ha seguido utilizando hasta hoy día, como en Francia, donde a RT y Sputnik se les prohíbe la asistencia a eventos mediáticos bajo el mismo pretexto.

En cuanto a la posibilidad de que el mando de la OTAN rinda cuentas por crímenes contra la humanidad, Lavrov pronostica que Occidente "está haciendo y hará todo lo posible" para evitar que esto suceda, "barriendo" aquellas pistas que lo incriminan.

Las consecuencias

Desde el punto de vista del canciller ruso, los bombardeos de Yugoslavia en 1999 "no le enseñaron nada a Occidente". Al contrario, poco después, en 2003, se tomó la decisión de "invadir Irak con un falso pretexto", lo que resultó en la destrucción de ese país. Al día de hoy todavía sus problemas persisten, mientras que centenares de miles de personas han sido asesinadas desde entonces.

En 2008, Occidente reconoció unilateralmente la independencia de Kosovo, "aunque no había razones para interrumpir el proceso de negociación entre Belgrado y Pristina bajo auspicios de la ONU", y en 2011 continuó "la línea del socavamiento" de las normas internacionales al lanzar una agresión contra Libia, que quedó destruida y aún no se puede recuperar.

El resultado de todas estas "aventuras" de Occidente fue "una oleada de terrorismo internacional en proporciones sin precedentes, el crimen organizado, el narcotráfico, la migración ilegal", se lamentó Lavrov, quien advirtió que la política de "reemplazar el derecho internacional universal con reglas inventadas en interés de EE.UU. y sus aliados es cada vez más fuerte" hoy en día, y hay que "hacerle frente".

RT