X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6qj1

"Sobrevivimos como pudimos": Una mujer rusa que migró a Argentina narra cómo vivió la II Guerra Mundial

Publicado: 9 may 2019 14:50 GMT

Numerosos rusos migraron al país latinoamericano al concluir el conflicto bélico buscando nuevos horizontes, pero sin olvidar lo que les tocó vivir durante la lucha contra el nazismo.

Elena Korolyova, de 86 años, emigró de Rusia a Argentina tras la II Guerra Mundial.
Síguenos en Facebook

La Casa de Rusia en Buenos Aires es uno de los lugares en los que la colectividad rusa se encuentra periódicamente. Ahí, entre otras actividades, homenajean a los caídos durante la Gran Guerra Patria (II Guerra Mundial).

El orgullo y el legado se transmiten de generación a generación: lo que vivieron, las historias de los 27 millones de soviéticos que murieron en las batallas y el triunfo sobre el nazismo.

En Argentina se encuentra el éxodo de rusos y descendientes más grande de América del Sur, un flujo que empezó a finales del siglo XIX y se potenció con la llegada de miles de ciudadanos de ese país después de la II Guerra Mundial.

"Sobrevivimos esa guerra como pudimos", dice Elena Korolyova a RT desde Buenos Aires. Tiene 86 años y es costurera. Fue testigo de los enfrentamientos y considera que la guerra no sirve.

Logra narrar de manera detallada lo que vivió, cerca de Stalingrado, cuando era pequeña. Su papá fue, de hecho, uno de los soldados que participó del Ejército Rojo. Lo mismo su madre que, como muchas mujeres entonces, cavó trincheras o incluso fosas para el momento de los entierros.

Recuerda a su mamá entre los maizales. "En el camino, yendo a través del maizal, se cayó al piso con mi hermanito. En ese preciso momento pasó el avión disparando en el lugar. Nosotros íbamos detrás de ella siguiéndola. Cuando ella se levantó, se persignó y dijo 'gracias a Dios'. Si no se hubiera caído, la habría alcanzado una bomba", cuenta Korolyova. También relata que en las ciudades solamente quedaron niños y abuelos. El resto, participaban en los combates.

Cada año que pasa celebra estar viva y advierte que la reconstrucción después de 1945 no fue nada fácil. Hubo que trabajar la tierra, cosechar las verduras, retomar el trabajo de las fábricas, mandar los soldados a sus casas. "Estaba todo destruido", sintetiza.

Según el historiador y politólogo Eduardo Sartelli, la gesta soviética es difícil de igualar, pese a los enormes costos. "La URSS se mantuvo incólume, llegó a Berlín y logró destruir el ejército alemán, sobre todo su parte más poderosa, a costa de gigantescos esfuerzos de un grado de heroísmo que parece difícil de imaginar hoy", analizó en conversación con este medio.

Varios de estos aspectos suelen estar ausentes en el relato occidental de los hechos. Según Sarteli, la 'esperanza cierta' que encarnó la Unión Soviética es algo que la prensa capitalista no puede soportar. "Esa censura es parte de un mecanismo de defensa del capital: que nadie se entere que hubo millones de seres humanos que heroicamente construyeron una sociedad distinta y la defendieron contra el peor de los enemigos", dice.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies