Actualidad

López Obrador afirma que la construcción de la nueva refinería es cuestión de "seguridad nacional y soberanía"

Publicado:
El mandatario dijo que el país debe protegerse en caso de que EE.UU. decida no venderle gasolina a México, que importa 77 % de los combustibles que consume.
López Obrador afirma que la construcción de la nueva refinería es cuestión de "seguridad nacional y soberanía"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas obedece no solo a un asunto económico, sino a defender la seguridad y soberanía de su país, en caso de que EE.UU. decida no venderle más gasolina.

La reflexión se produjo durante la conferencia matutina del 22 de mayo, en la que el mandatario recordó que durante la crisis de desabasto de combustible ocurrida en enero de 2019, el país tenía reservas de gasolina para una semana y ahora cuenta con previsiones para 20 días.

Pero aún así, reconoció que la prudencia que ha procurado mantener en la relación bilateral con EE.UU. se debe a la alta dependencia de México a la importación de combustibles.

"Imagínense que en una circunstancia así [de desabasto], toco madera, decidan no vendernos gasolinas. ¿Aguantaríamos?", planteó el presidente.

"Eso tampoco lo entienden los conservadores, porque tampoco les importa. De ahí la necesidad de construir las refinerías. No es nada más un asunto económico, es un asunto de seguridad nacional, de soberanía", afirmó López Obrador.

Alta dependencia a petrolíferos de EE.UU.

En 2018, México importó 594.315 barriles diarios de gasolina, con un valor anual de 18.615 millones de dólares, según datos del Sistema de Información Energética. Ese mismo año, se consumieron en el país latinoamericano 764.204 barriles diarios de combustible, lo que indica que 77,7% de los carburantes proviene del extranjero.

Del total de las importaciones de combustible, 85% provienen de EE.UU., de acuerdo con datos del Sistema de Información Arancelaria de la Secretaría de Economía.

Ante ese panorama, el Gobierno de López Obrador prevé reducir la dependencia a las importaciones de gasolina de EE.UU. mediante la construcción de la refinería de Dos Bocas, en el sureño estado de Tabasco, con una inversión de 8.000 millones de dólares. Según el proyecto, la obra quedará terminada en 2022.

En paralelo, el Ejecutivo planea reacondicionar las seis refinerías que existen en el el territorio nacional y que trabajan por debajo del 40% de su capacidad, debido al abandono y el estado de deterioro en que se encuentran.

Mientras los críticos al Gobierno han cuestionado la viabilidad financiera y técnica del proyecto de la refinería de Dos Bocas, en los últimos años se anunció la construcción de refinerías en Texas, EE.UU., para abastecer de gasolina al mercado mexicano.

Por ello, la postura de soberanía energética de López Obrador ha generado preocupación entre algunos analistas de la industria energética estadounidense, de acuerdo con expertos citados por medios como los diarios Texas TribuneNew York Times.

El contexto político

Las declaraciones de López Obrador se produjeron luego de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, arremetiera contra el Gobierno mexicano por su política migratoria.

"Sí tomamos en cuenta lo que dice el presidente Donald Trump. Sí me enteré del mensaje de ayer y el de hoy, de hace un rato, que tiene que ver con su punto de vista sobre un tema que ni siquiera voy a repetir. Pero amor y paz", respondió.

Manuel Hernández Borbolla

RT