Actualidad

Muro burocrático: familias cubanas separadas por el bloqueo de EE.UU. narran sus dificultades

Publicado:
Los inmigrantes cubanos en el país norteamericano quedan incomunicados de sus seres queridos a causa de las medidas punitivas de la Administración Trump contra la nación caribeña.
Descargar video

El bloqueo estadounidense a Cuba impulsado por Donald Trump continúa expandiendo sus efectos y afectando nuevas áreas, como por ejemplo la cooperación científica entre ambas naciones. Pero hay muchas más personas que sufren las consecuencias de la presión de Washington y RT ha conversado con algunas de ellas para conocer su historia.

Uno de ellos es Yohani Morejón. A inicios de año, su hermano menor sufrió un accidente automovilístico en Miami (Florida, EE.UU.) que lo llevó a la cárcel. Tardó tres meses en recibir las primeras noticias del arresto y comenzar, con la ayuda de amigos, a preparar un viaje al que las recientes medidas de la Administración Trump le ha cerrado las puertas.

"Él se encontraba solo ahí, no tenía a nadie que lo pudiera ayudar, que lo pudiera representar, y nosotros acá", expresa Morejón. "Como el muro, un muro grande, un muro como el que tienen los mexicanos", compara la situación. "En ese momento nosotros sentimos que era un muro de algo que era inalcanzable, no podíamos ir allí a acompañarlo, a que supiera que su familia estaba cerca de él".

Desesperación e impotencia

Desesperadas y con pocas opciones, muchas personas como Yohani llegan hasta las puertas del Consejo de Iglesias de Cuba en busca de ayuda. Ahí tiene su oficina el reverendo Joel Ortega Dopico, uno de los principales puentes entre las instituciones religiosas estadounidenses y cubanas. Por ello, sobre las manos del párroco cae la responsabilidad de numerosas gestiones, que pese a sus esfuerzos, casi siempre quedan a mitad de camino.

"Se sufre mucho porque hay situaciones que no pueden esperar", ya que "generalmente las personas que vienen y acuden a nosotros están en situación de emergencia, llegan ya en situación de desesperación" y, sin embargo, "muchas veces lo poco que podemos hacer demora largos periodos de tiempo, porque no hay canales, no hay puentes, lo que hay son muros y barreras", manifiesta Dopico.

Tras el cierre de los trámites migratorios en territorio de Cuba, los ciudadanos de la Isla que deseen solicitar una visa a Estados Unidos tienen que viajar a un tercer país, lo cual implica enormes sacrificios económicos que no garantizan una gestión exitosa.

'Crisis humanitaria'

Esta situación puede considerarse como una "crisis humanitaria", porque "en EE.UU. viven casi un millón o más de cubanos, estamos hablando de un número de familias significativo, que tienen necesidad de comunicación, que se enferman, que tienen retos diarios de la convivencia, tienen seres queridos que fallecen, bodas, bautizos… la vida de la familia que queda completamente separada", añade el reverendo.

Bajo estas dolorosas historias se esconden los intereses políticos. Según expertos, la situación es coherente con las políticas migratorias de Trump, quien ha continuado con la línea de quitarles a los cubanos viejos derechos. Sin embargo, aseguran que hay otras razones de cara a las elecciones presidenciales del 2020: las intenciones del mandatario de ganarse al apoyo de sectores cubanoamericanos, pequeños en votos, pero poderosos en recursos.

Meter presión a la caldera

"En la mentalidad de la derecha cubanoamericana está la idea de que eso es una manera de meterle presión a la caldera interna de Cuba", es decir, "crear tensiones desestabilizadoras dentro de la sociedad cubana, limitando las posibilidades migratorias que siempre son una válvula de escape a la insatisfacción de ciertas personas", explica Jesús Arboleya, experto en relaciones cubano-estadounidenses.

"Todas las medidas anunciadas castigan a las cubanas y cubanos, castigan a todas las familias sin excepción en Cuba, castigan también a las familias estadounidenses y a las personas de buena voluntad en ese país", comenta a su vez el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla.

Estas presiones, que se repiten una y otra vez en las últimas seis décadas, han tenido entre sus resultados más recientes ver a la Embajada de Estados Unidos en La Habana prácticamente cerrada. Si antes había grandes filas de personas a su alrededor, el vacío que reina ahora es buena prueba de los nuevos muros divisorios levantados por Trump.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7