Actualidad

Lavrov califica de "absolutamente inaceptable" la actitud de las autoridades de Kósovo hacia el empleado ruso de la ONU detenido

Publicado:
Los intentos por parte de Pristina de "privar a nuestro representante de la autoridad, del estatuto que posee el personal de la Misión de la ONU es una cuestión muy grave, que debe ser respondida por los representantes de Naciones Unidas", ha instado este viernes el ministro de Exteriores ruso.
Lavrov califica de "absolutamente inaceptable" la actitud de las autoridades de Kósovo hacia el empleado ruso de la ONU detenido

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha condenado este viernes la actitud "absolutamente inaceptable" de Pristina hacia el ciudadano ruso miembro de la Misión de la Administración Provisional de la ONU en Kósovo. Las fuerzas policiales kosovares detuvieron este martes al empleado de Naciones Unidas. 

"El comportamiento absolutamente inaceptable respecto al miembro ruso de la Misión de la Administración Provisional de la ONU en Kósovo no tiene justificación alguna. Y sus intentos de privar a nuestro representante de la autoridad, del estatuto que posee el personal de la misión de la ONU es una cuestión muy grave, que debe ser respondida por los representantes de la ONU", ha afirmado Lavrov en rueda de prensa tras reunirse con su homólogo japonés Taro Kono.

Según el ministro ruso, la aprobación por parte de Occidente de las acciones de Pristina refuerzan el sentimiento de impunidad que tienen las autoridades de Kósovo.

Operación kosovar en zonas de mayoría serbia

Este martes la Policía de Kósovo realizó una operación especial en localidades de mayoría étnica serbial, ubicada en el noroeste del país. Según el presidente serbio Aleksandar Vucic, las fuerzas de seguridad detuvieron a 23 personas, incluido un miembro de nacionalidad rusa de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en este país. Asimismo, Vucic puso al Ejército de Serbia en estado de máxima alerta en relación con el agravamiento de la situación en las comunidades serbias del norte de Kósovo.

Como respuesta, el Ministerio ruso emitió una nota en que condenaba la operación policial kosovar y la calificaba de "otra provocación de Pristina dirigida a la intimidación y expulsión de la población no albanesa y el mantenimiento del control de esas áreas mediante el uso de la fuerza". Además, desde Moscú se exigió la liberación inmediata de su ciudadano.

Horas después de la difusión del comunicado por parte de la Cancillería rusa, la Misión de Administración Provisional de la ONU en Kósovo confirmó la liberación del ciudadano ruso. Sin embargo, el hombre resultó herido y fue trasladado a hospital.

RT