Actualidad

Fallece el bebé que fue extraído del vientre de una joven tras ser asesinada en EE.UU.

Publicado:
La madre, Marlen Ochoa-López, fue asesinada el pasado 23 de abril a manos de dos mujeres para inmediatamente después sacarle el feto que gestaba en su vientre.
Fallece el bebé que fue extraído del vientre de una joven tras ser asesinada en EE.UU.

Este viernes murió por una severa lesión cerebral el bebé de Marlen Ochoa-López, la estudiante de 19 años que fue asesinada, el pasado 23 de abril, en Chicago (EE.UU.), a manos de dos mujeres que le extrajeron el feto que gestaba en su vientre.

El funeral del bebé, de nombre Jadiel López, será un evento privado para la familia, por lo que no se dará acceso a los medios.

Clarisa Figueroa, de 46 años, contactó a Marlen cuando estaba en el noveno mes de embarazo a través de un grupo de madres jóvenes de Facebook y le ofreció ropa de bebé gratis. A principios de abril, Figueroa  le pidió a su hija Desiree "que le ayudara a matar a una mujer embarazada y conseguir un bebé". Tres semanas más tarde, ambas llevaron a cabo su plan.

Fue el 23 de abril cuando Marlen, quien ya tenía un niño de tres años, llegó a la casa de las Figueroa para recoger la ropa ofrecida por su nueva 'amiga' de Facebook. Según los investigadores, el asesinato lo cometieron en el sofá de la casa, mientras Desiree distraía a la joven con un álbum de fotos. Fue entonces cuando la madre se acercó sigilosamente por detrás y le puso un cable alrededor del cuello.

Ochoa intentó resistirse, pero Desiree colaboró apartando los dedos que la víctima había interpuesto entre el cable y su cuello. Cuando al cabo de cinco minutos Marlen murió, Clarisa sacó al bebé de su vientre usando un cuchillo de cocina y se deshizo del cuerpo de la joven, que depositó en un cubo de basura en el patio trasero de su casa, donde fue hallado en mayo por la Policía de Chicago (EE.UU.). Además, llamó al 911 para denunciar que acababa de dar a luz a un bebé que no respiraba.

La mujer incluso lanzó una campaña en la plataforma GoFundMe para recaudar 9.000 dólares para el supuesto funeral del pequeño, alegando que estaba enfermo e iba a morir. El pequeño desde entonces  estaba en el hospital en condición crítica.

Tras los hechos fueron arrestados Figueroa, su hija Desiree y el novio de esta, de nombre Piotr Bobak, acusado de ocultación de homicidio.

El móvil

La Fiscalía del condado de Cook (Chicago, estado de Illinois, EE.UU.) detalló que Clarisa fingió que era la madre del bebé, pues supuestamente planeaba criarlo como suyo tras haber perdido un hijo en 2018.

Poco después de perder a su hijo, que murió en 2018 a los 20 años de edad, Figueroa anunció que estaba embarazada. Según precisan las autoridades, la noticia sorprendió a los familiares ya que Clarisa se había sometido a una ligadura de trompas. El pasado mes de diciembre, la mujer subió a Facebook una foto de una ecografía de su supuesto bebé y, meses después, también compartió otra publicación en la que insinuaba que lo esperaba para mayo.

RT