Actualidad

La presión mediática internacional salva a un adolescente de ser ejecutado en Arabia Saudita

Publicado:
El joven se enfrentaba a la pena de muerte por participar en una protesta antigubernamental cuando solo tenía 10 años.
La presión mediática internacional salva a un adolescente de ser ejecutado en Arabia Saudita

Murtaja Qureiris, un saudí de 18 años que enfrentaba a una posible ejecución por unos delitos cometidos siendo niño, fue condenado a 12 años de cárcel este domingo, publica The New York Times citando a un grupo de derechos humanos que está monitoreando el caso.

El joven ha sido juzgado por una corte antiterrorista saudita por participar en unas protestas antigubernamentales en bicicleta en el 2011, cuando tenía solo 10 años. Las acusaciones de la Fiscalía contra él incluían posesión de arma de fuego y pertenencia a organización terrorista, entre otros cargos.

Qureiris fue arrestado tres años más tarde mientras viajaba con su familia a Baréin y ha permanecido en prisión desde entonces, convirtiéndose en el preso político más joven del país.

Según la información, la sentencia de 12 años incluye los 4 años que lleva en la cárcel y otros 4 años de libertad condicional después de que se produzca su excarcelación, por lo que se prevé que cumpla otros 3 años más de prisión.

"Es una decisión política después de que los medios de comunicación internacionales se pusieran a hablar sobre el caso", explicó Ali Adubisi, director de la Organización Europea Saudí de Derechos Humanos, la rebaja de la pena. 

La Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas condenó la ejecución por decapitación de al menos 37 personas en Arabia Saudita el pasado mes de abril. Tres presos –Ali al Nimr, Dawood al Marhoon y Abdulla al Zaher– se encuentran actualmente en el corredor de la muerte tras ser condenados por delitos cometidos cuando eran menores de edad.

RT