Actualidad

EE.UU. incluye a Venezuela y Bolivia en la lista de países fallidos en la lucha contra las drogas, y lanza una advertencia a México

Publicado:
El presidente Donald Trump firmó un memorando en el cual señala que si no ve resultados en el próximo año, incluirá a México en el grupo de países que no han hecho su trabajo para erradicar la distribución y consumo de drogas.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, incluyó a Bolivia y a Venezuela en la lista de países que incumplieron sus obligaciones internacionales en la lucha contra las drogas, según un memorando enviado al secretario de Estado, Mike Pompeo.

Si bien Caracas y La Paz ya formaban parte del grupo de naciones que figuran como productoras o lugares de tránsito para las sustancias ilícitas, en esta oportunidad, solo estas naciones aparecen como "descertificadas" por el mandatario.

En el texto, tanto Bolivia como Venezuela son señalados de "haber fallado demostrablemente durante los últimos 12 meses en cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales contra el narcotráfico".

El resto de los países son: Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú, Ecuador y Colombia.

Venezuela, tan cerca de Colombia

Trump afirma en el texto que continuarán coordinando "estrechamente con Colombia y otros socios de ideasafines" en el hemisferio para "restaurar la democracia en Venezuela" y tener una "mayor oportunidad" de trabajar en el país petrolero "para detener el flujo de drogas".

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha expresado en varias oportunidades que su país es víctima del narcotráfico que se genera en Colombia y que no es controlado por las autoridades de Bogotá.

Caracas asevera que los cuerpos de seguridad venezolanos continuamente llevan a cabo el desmontaje de laboratorios y pistas clandestinas, construidas por bandas delictivas dedicadas al tráfico de estupefacientes.

Venezuela ha sido declarada territorio libre de cultivos ilícitos durante los últimos trece años por la ONU. Entre 2017 y 2018, el Ministerio Público venezolano informó que fueron decomisadas 23 avionetas, que presuntamente eran utilizadas para el tráfico de sustancias ilícitas. 

Reducción de coca en Bolivia

En una reunión de la ONU, el presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó el pasado marzo que el modelo de lucha contra las drogas de su país había sido un "éxito", debido a que en trece años el cultivo de coca había disminuido de 20 % a 10 %. De igual manera, destacó el valor ancestral que tiene esa planta para su cultura.

Morales también calificó como fracasado el actual modelo de lucha contra las sustancias ilegales, y señaló a EE.UU. de usar la política antidrogas como "un mecanismo de control geopolítico" basado en "la imposición" y en inmiscuirse en "la política interna".

"El mayor consumidor de cocaína"

El inquilino de la Casa Blanca afirmó que su administración ha dedicado recursos sin precedentes para combatir el uso y tráfico de drogas en su país, a través del fortalecimiento de las fronteras, de programas para prevenir el consumo y en tratamiento para quienes lo necesiten.

No obstante, en el texto dirigido a Pompeo, Trump reconoció que aunque han logrado importantes avances, "para cambiar el rumbo" de la epidemia de drogas en EE.UU. "se necesita lograr más". En ese sentido, consideró que debe redoblarse el esfuerzo hasta los países donde se originan producen las sustancias ilícitas.

EE.UU. ha reconocido, desde 2017, que es el mayor consumidor de cocaína del mundo, con casi el 3 % de la población médicamente asistida.

Según el reporte de este año de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), unas 72.000 personas murieron en 2017 a causa de una sobredosis de drogas en EE.UU., el número más alto registrado. De esta cifra, 47.000 fallecimientos fueron causadas por opioides.

El mayor productor de cocaína

Con respecto a Colombia, Trump afirmó que el presidente de ese país, Iván Duque, ha logrado "avances tempranos" en la reducción de los niveles del cultivo de coca y producción de la sustancia alcaloide derivada de la planta.

Expresó que ambos países trabajarán en conjunto por cinco años para reducir el cultivo de coca y la producción de cocaína a la mitad, para mediados de 2023.

Por su parte, el ministro de la Defensa colombiano, Guillermo Botero, calificó la 'certificación' de su país como un "reconocimiento a quienes, con toda valentía, a diario trabajan para acabar con los cultivos ilícitos".

Tan solo en en abril de este año, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habló con Duque sobre la importancia de reducir los cultivos de coca en ese país latinoamericano, luego de que Trump acusara al mandatario colombiano de no haber "hecho nada" para detener el flujo de drogas procedente de su país.

En el mismo informe publicado por la ONU, en 2019, se recoge que 70 % de la cocaína que se consume en el mundo es producida en Colombia.

El caso mexicano

Con respecto a México, Trump dijo que el país latinoamericano debía hacer más para detener el flujo de drogas que ingresan a EE.UU. y pidió al Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, que intensifique sus esfuerzos en el combate de la producción y el narcotráfico.

"Si no hay progreso durante el próximo año, consideraré que México ha fallado demostrablemente en cumplir con sus compromisos internacionales de control de drogas", señala el documento firmado por Trump.

Por su parte, López Obrador ha planteado acabar con la prohibición de estupefacientes en el país, ante los escasos resultados que ha dado esa política en materia de seguridad y salud pública.

En 2018, en vísperas de la Asamblea General de las ONU, EE.UU. propuso un "plan de acción para hacer frente al problema de la droga a nivel mundial", al que países de la región como Brasil, Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Jamaica y Uruguay, se negaron a respaldar.

RT