Actualidad

EE.UU. emite una orden para incautar al petrolero iraní Grace 1 liberado en Gibraltar

Publicado:
La solicitud, publicada por el Departamento de Justicia de EE.UU., señala que se confiscará la embarcación, el petróleo que trasporta y una suma de 995.000 dólares.

Un tribunal de Estados Unidos emitió este viernes una orden de captura sobre el petrolero iraní Grace 1, recién liberado de Gibraltar. El documento se ha dado a conocer luego de que Washington advirtiera sobre prohibiciones de visa y entrada al país para su tripulación, así como repercusiones para aquellos que trabajen con los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní (CGRI), denotados por ese país como terroristas.

La solicitud, publicada por el Departamento de Justicia de EE.UU., señala que se confiscará la embarcación, el petróleo que trasporta y una suma de 995.000 dólares. La decisión obedece a "violaciones" del Acta de Poderes Económicos por Emergencia Internacional (IEEPA, por sus siglas en inglés), según las cuales Irán habría hecho uso ilegal del sistema bancario estadounidense (fraude bancario y lavado de dinero) para realizar "envíos ilícitos" de petróleo a Siria, destinados a apoyar a los CGRI.

La IEEPA es una ley federal adoptada en 1977 que autorizaría a regular el comercio tras declarar una emergencia nacional en respuesta a "cualquier amenaza inusual y extraordinaria a EE.UU. que tenga origen extranjero".

La misiva asegura que el supuesto esquema de fraude fue puesto en marcha a través de "engañosos viajes del Grace 1" e involucra a "múltiples partes afiliadas al CGRI". "Una red de compañías de fachada supuestamente lavó millones de dólares en apoyo de tales envíos", puntualiza el comunicado.

El Grace 1, de bandera panameña, fue detenido en aguas del estrecho de Gibraltar, en el sur de la península Ibérica, el pasado 4 de julio. Su retención estuvo a manos de infantes de Marina británicos y la Policía gibraltareña, bajo sospecha de transportar crudo a Siria en violación de las sanciones de la Unión Europea a Damasco, una afirmación que las autoridades iraníes niegan rotundamente.

El buque cisterna fue liberado esta semana luego de que las autoridades del territorio de ultramar británico afirmaran disponer de las "garantías escritas formales" de las autoridades de Irán de que el petrolero no descargará en Siria. Este jueves, fueron liberados del arresto al capitán y tres tripulantes del petrolero iraní.

La embarcación aún no ha abandonado las aguas de Gibraltar pero saldrá "tan pronto como organice la logística necesaria", afirmó este 16 de agosto el primer ministro de este territorio, Fabian Picardo.

Por su parte, el analista internacional Alberto García Watson opina que EE.UU. busca de esta manera conseguir que Irán no pueda ejercer su derecho a exportar su crudo. Asimismo, considera que la orden de captura sobre el Grace 1 no tiene ningún sentido desde el punto de vista del derecho internacional.

RT