Actualidad

Una mujer de 90 años, la primera víctima mortal del brote de listeriosis detectado en España

Publicado:
Desde que se activó la alerta el pasado 15 de agosto se han confirmado 114 casos.

El brote de listeriosis declarado en España el pasado 15 de agosto se ha cobrado su primera víctima mortal en Andalucía, una anciana de 90 años que se encontraba ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, según ha informado en rueda de prensa el director de la unidad de infecciosos del hospital sevillano, José Miguel Cisneros.

La mujer falleció el lunes a consecuencia del consumo de carne mechada contaminada con la bacteria, después de que la infección derivase en una meningoencefalitis.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis o listeria en una enfermedad infecciosa causada por un microorganismo llamado Listeria monocytogenes. Se trata de una bacteria que vive en el suelo, en el agua, o incluso en alimentos, animales o seres humanos.

Algunas personas no tienen síntomas al ingerir la bacteria si su sistema inmune es fuerte. Otras pueden sufrir cuadros de gastroenteritis leves o padecer fiebre, y en las ocasiones más graves se puede llegar a una infección severa que puede provacar hipotensión, sepsis y meningitis.

Los brotes tienen lugar cuando hay un alimento con una alta concentración de la bacteria. No se transmite de persona a persona, solo al ingerir el alimento, que normalmente habrá tenido algún defecto en su fabricación o en su mantenimiento.

La población que puede experimentar complicaciones graves son los ancianos, recién nacidos, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas o inmunodeprimidas.

¿Cuál es el origen de este brote?

El brote procede de una carne mechada fabricada por la empresa sevillana Magrudis que ha comercializado su producto, identificado con el nombre La Mechá, en Sevilla y algunos otros puntos de la geografía española. Aún se desconoce de qué manera se pudo contaminar la carne.

El 15 de agosto se decretó la alarma sanitaria en las provincias andaluzas de Sevilla y Huelva y este martes, la ministra de Sanidad en funciones, Luisa Carcedo, confirmaba en una entrevista radiofónica en la Cadena Ser que la alerta sanitaria ya está establecida en todo el país.

La dificultad inicial para descubrir el alimento contaminado se encuentra en que el periodo de incubación de la infección es muy largo, pudiendo llegar hasta los dos meses.

Aunque la producción de esta carne mechada ha sido parada y se ha retirado de la venta las partidas mayores, no se puede asegurar que no quede parte del producto en pequeños comercios o restaurantes que no hayan sido avisados de la alerta.

Polémica 

Desde que se decretó la alerta hace cinco días se han confirmado 114 casos, de los que 53 permanecen ingresados en recintos hospitalarios, entre los que se encuentran 18 mujeres embarazadas, dos recién nacidos y dos enfermos en Unidades de Cuidados Intensivos. La mayoría de ellos se encuentran en la provincia de Sevilla.

Además, aparte de esta primera muerte confirmada, de la anciana de 90 años, la Consejería de Salud de Andalucía también investiga el caso de una mujer embarazada que perdió a su bebé en el tercer trimestre del embarazo y cuya placenta dio positivo en listeriosis.

Mientras crece la lista de afectados, aumenta también la polémica que rodea a este brote. Este martes se ha conocido que un error en la identificación de las muestras pudo retrasar la declaración de la alarma sanitaria casi una semana.

El Ayuntamiento de Sevilla ha descartado en una nota que se haya tratado de un error del Laboratorio Municipal en el análisis de las muestras de carne, insistiendo en que habían sido incorrectamente etiquetadas por la Junta, el Gobierno regional andaluz. Además, desde el Consistorio se asegura que las primeras muestras llegaron al laboratorio el 8 de agosto, una semana antes de que se declarara la alerta.

Por su parte, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) asegura en un comunicado que tuvo conocimiento de este brote de intoxicación el 16 de agosto, aunque no publicó la alerta nacional en su web hasta este martes. En el texto, la Agencia recuerda que el 5 de agosto se declaró un brote de toxiinfección alimentaria en una localidad sevillana, donde se tomaron muestras para su análisis. Por lo que entre la identificación del primer caso y el decreto de alerta sanitaria habrían pasado 10 días.

RT