Actualidad

Cómo la crisis económica en Argentina hundió el negocio de los kiosqueros

Publicado:
Ante la caída del consumo, muchos comerciantes cerraron locales y despidieron trabajadores, mientras se las ingenian para sostener al menos las ventas mínimas.
Descargar video

La crisis económica de Argentina dificulta el sostenimiento de los kioscos, como se conoce a los pequeños comercios donde se venden golosinas, cigarrillos y bebidas para transeúntes, mientras los precios suben y el consumo se derrumba en ese país sudamericano.

La situación para muchos comerciantes es dramática desde hace algunos años: aumentaron de forma exponencial los valores de los servicios, como la electricidad, el agua y el gas, pero también los alquileres, necesarios para el desarrollo de la actividad. 

"Los kioscos empezaron en 2018 a cerrar sus persianas", comenta el presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), Néstor Palacios. "Con la crisis a nivel nacional, en nuestro padrón tuvimos 28.000 kioscos cerrados", acota. Si se contabilizan los cierres desde 2015 —en diciembre de ese año asumió la Presidencia Mauricio Macri—, la cifra asciende a 33.000, lo que representa casi el 30 % del sector. 

Menos trabajo

Además del difícil contexto económico, el rubro debe competir contra las grandes cadenas de supermercados y farmacias, que venden golosinas y productos similares a menor precio. Así, muchos kiosqueros se las tienen que ingeniar para mantener un flujo mínimo de ventas: "La gente opta por las promociones. Vos ponés un cartel de oferta, y lo llevan", explica Claudio Páez, quien atiende uno de estos típicos locales.

Pero aclara: "Me tuve que adaptar, reduje el porcentaje de ganancia para poder vender". En su caso puntual, pasó de tener ocho kioscos con 38 empleados a tan solo tres pequeños comercios, que él mismo debe atender. "La estamos peleando", describe.

Patricia, otra kiosquera, también tuvo que cerrar uno de sus dos locales, y tras la reciente devaluación del peso argentino, despidió al único trabajador que tenía a su cargo: "Multipliquemos por los miles de comercios, la cantidad de puestos de trabajo que se van a perder", reflexiona. Asimismo, optó por dejar de ofrecer algunos productos hasta que los precios se normalicen. 

En efecto, tras las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 agosto, cuando el opositor Alberto Fernández se impuso con el 47,65 % de los votos, la cotización del dólar aumentó un 30 % al día siguiente, depreciando la moneda nacional. En ese país latinoamericano, cuando sube el valor de la divisa estadounidense suelen dispararse los precios del consumo general, situación que se traduce en inflación, incluso en alimentos. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7