Actualidad

A 40 grados centígrados: la lucha de los bomberos contra los incendios en Bolivia en las zonas a las que solo se accede por aire

Publicado:
El viento y las condiciones climáticas, con temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados, favorecen la propagación de las llamas.

En el bosque seco de la Chiquitanía, en el departamento de Santa Cruz, a unos diez minutos de la pequeña ciudad de Roboré, se encuentra uno de los focos activos, de los múltiples incendios que asolan el sureste de Bolivia, que solo se puede alcanzar a través de medios aéreos, debido a que el acceso es muy complicado y no hay forma de llegar a pie.

Allí las labores de extinción se desarrollan con palas y mochilas con capacidad para entre 16 y 20 litros, que acarrean los bomberos brigadistas que trabajan a destajo, sin descanso, y que han sido transportados por aeronaves como el helicóptero Puma del Ejército boliviano.

La metodología de trabajo es sistemática: se remueve la tierra y se vierte un poco de agua, cuidando mucho el uso del contenido de cada una de las mochilas, ya que no hay posibilidad de recarga. Los golpes con las palas rematan el trabajo.

Pero la faena comienza antes. "Primeramente se hace un reconocimiento mediante las tomas satelitales, se identifican los focos de incendio, y se hace un análisis para apoyar de manera terrestre y aérea", relata en entrevista con RT el comandante de la 5ª división del Ejército boliviano, el coronel Donald Aldunate.

La propagación de las llamas es causada mayoritariamente por el viento, que desplaza las cenizas y hace que los incendios se vayan extendiendo. Además, la temperatura llega a los 38 o 40 grados centígrados, a lo que se suma la composición de algunos paisajes, como el del foco de Roboré, conformado por pastos secos.

El coronel añade el factor humano como origen de alguno de los fuegos que estos días devastan el este del país: "Algunas personas van a cazar o prenden un fuego o finalmente un cigarro en la carretera. Y eso va saltando de un lugar a otro y con el viento va generando fuegos en diferentes lugares, inclusive a kilómetros [de distancia]".

Más de un millón de hectáreas arrasadas

En Bolivia diferentes sectores sociales solicitan declarar una emergencia nacional por los graves incendios que afectan al oeste del país, en el departamento de Santa Cruz. Sin embargo, por el momento, el Gobierno argumenta que por las medidas ya tomadas no existen las condiciones para hacerlo.

Al mismo tiempo, el Ejecutivo solicita una reunión de las naciones afectadas por los incendios en la Amazonia para evaluar los daños y elaborar una estrategia de mitigación, después de haber aceptado ayuda internacional para combatir esta crisis.

Por el momento, son 11 los municipios afectados por las llamas que han devorado ya más de un millón de hectáreas en el país andino, mientras continúa el trabajo de un millar de miembros de las fuerzas nacionales junto a cientos de voluntarios.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT