Actualidad

¿Por qué es histórica la legalización del aborto en el estado mexicano de Oaxaca?

Publicado:
Algunos detalles para entender la importancia de la decisión, tomada en una de las entidades más pobres y con mayor desigualdad social de la nación latinoamericana.
¿Por qué es histórica la legalización del aborto en el estado mexicano de Oaxaca?

Doce años después de que en Ciudad de México se despenalizara el aborto, el estado de Oaxaca, al sur del país, se convirtió en la segunda entidad de la nación latinoamericana en aprobar una normativa que autoriza la interrupción del embarazo hasta la semana 12 de gestación.

Con una votación de 24 votos a favor y 10 en contra, diputados de la 64 legislatura de Oaxaca determinaron la modificación del Código Penal del Estado, abriendo así una puerta para las mujeres, que representan más del 50% de la población del estado (2.079.211 con base en el último censo), para decidir sobre su cuerpo sin ser criminalizadas y contando con las facilidades de la salubridad estatal.

"Lo que pasó ayer en Oaxaca no solo fue quitar el aborto del Código Penal, sino que es algo simbólicamente muy poderoso", destacó Daniela Tejas, coordinadora de Fondo María, una organización que desde 2009 apoya a mujeres que buscan la interrupción del embarazo.

La activista destacó que la medida implica un paso vital: que un procedimiento médico no figure en un Código Penal enfocado en delitos.

El aborto en México y en Oaxaca

En México, solo el aborto por violación es legal en todo el país y, a partir de ahora, Oaxaca y Ciudad de México permiten el la interrupción de embarazo por voluntad de la mujer. En el resto del territorio, dependiendo de la entidad, se puede acceder al él por otras causales como riesgo a la vida, a la salud, alteraciones graves en el producto y razones socioeconómicas.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud de Oaxaca, al año se practican 2.300 abortos clandestinos en la entidad, sin embargo, se estima que por cada interrupción de la que se tiene conocimiento, hay tres de las que no hay registro, por lo que la cifra podría ser más de 9.000 anuales.

En Oaxaca, el aborto es la tercera causa de muerte materna, según el Consejo Nacional de Población.

"La despenalización del aborto en Oaxaca es un acto de justicia social que amplía libertades y protege la vida y la salud de las mujeres que viven en una de las entidades con grandes brechas de desigualdad; ahora, quienes se encuentran en mayores condiciones de marginación y vulnerabilidad tendrán acceso al servicio de aborto sin poner en riesgo su salud y su vida, y dejarán de ser perseguidas por el Estado", celebró el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), una de las organizaciones que más ha pugnado por el tema en México.

El 62 % de la población de Oaxaca, un estado divido en ocho regiones, se encuentra en situación de pobreza. De ese porcentaje, 23 % se encuentran en condición de pobreza extrema, según los más recientes datos oficiales.

En qué consiste la reforma

El Congreso aprobó la reforma a los artículos 312, 313, 315 del Código Penal local, eliminando las sanciones que establecían cárcel y multas para parteras o médicos que realizaran esta práctica médica. Mientras que en el caso de las mujeres, se adoptan medidas para que cuando lo soliciten, el Estado procure las condiciones para la interrupción del embarazo.

Entre 2015 y enero de 2019 se tienen registradas 2.184 carpetas de investigación por abortos en el estado.

"A partir de ahora, en el primer trimestre de embarazo no se puede meter a la cárcel a las mujeres por abortar. No es un delito, pero ahora hay que ver cómo es que se da el acceso en los servicios de salud para que sea legal, seguro y gratuito", señaló Teja.

La reforma al Código Penal contempla seis meses de prisión, así como 300 días de trabajo comunitario a quien interrumpa el embarazo después de las 12 semanas de gestación, y hasta seis años de cárcel a quien obligue a abortar a una mujer contra su voluntad.

La reforma de ley entrará en vigor una vez publicada por el Ejecutivo estatal, aproximadamente en 15 días.

Diez años de lucha

La coordinadora del grupo parlamentario de Morena en Oaxaca, Laura Estrada Mauro, expuso en redes sociales que la iniciativa busca privilegiar el respeto a la vida privada y las decisiones de las mujeres.

La reforma se considera histórica, no solo por ser la segunda entidad en México en despenalizar el aborto, sino porque la iniciativa había sido presentada infructuosamente 10 años atrás. "Es una lucha feminista de hace muchos años. Hace 10 años se presentó esta iniciativa, sin embargo, no se contaba con el contexto político para poder hacerla realidad", manifestó en entrevista con un medio local la diputada local, Hilda Pérez Luis, del partido oficialista Morena.

La reforma enfrentó las presiones de diferentes grupos religiosos, que pugnaron para que no fuera aprobada y ayer asistieron al Congreso local a protestar, mientras grupos a favor de la iniciativa celebraron la aprobación.


Este jueves, el Arzobispo de Antequera, Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, emitió un comunicado difundido por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en el que aseguró que la despenalización del aborto causaba un "grave deterioro moral".

El año pasado, la Arquidiócesis de Antequera fue denunciada por presunto encubrimiento a curas pederastas y el antecesor de Villalobos, José Luis Chávez Botello, pidió perdón a las víctimas de abusos sexuales perpetrados por curas en Oaxaca, antes de dejar su puesto como arzobizpo.

Liberar a las mujeres encarceladas

Aunque la reforma ya está aprobada, Teja destaca que paralelamente se deberá comenzar a luchar sobre cómo liberar a las mujeres que están en la cárcel por haber abortado o por delitos relacionados a la interrupción del embarazo, "porque se está aceptando públicamente que no debería estar en el Código Penal".

Según datos oficiales obtenidos por GIRE, de enero 2007 a diciembre de 2016 en Oaxaca, cinco mujeres fueron denunciadas por abortar, siete enfrentaron juicios penales y tres fueron sentenciadas.

El pasado 16 de septiembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de Ley de amnistía que beneficiaría a mujeres encarceladas por aborto. Sin embargo, solo sería aplicable a acusadas a nivel federal, sin que se considere a las imputadas a nivel estatal.

Para la activista de Fondo María, el aborto es un acto común en la vida de una mujer y no requiere amnistía, pues no es delito ni un acto que requiera perdón.

"Hasta 2016 no hay mujeres en cárceles federales por aborto y la amnistía no está contemplando a las mujeres a nivel local. La amnistía, además, perdona un delito y simbólicamente tendría que perdonar a las mujeres porque hicieron algo malo, y nosotros no creemos eso, es una experiencia muy común en la vida de las mujeres, una de cada cinco mujeres en México ha tenido al menos un aborto", concluye Teja.

Marchan por el aborto

Este viernes 27 y sábado 28 de septiembre, México se une al Grito Global por el Aborto Global, convocado desde Argentina.

Las actividades arrancarán el viernes a las 11 horas (local) en la Cámara de Diputados de México, donde se realizará un parlamento abierto, para continuar con una serie de manifestaciones el sábado en Ciudad de México. Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Guadalajara, Hermosillo, León, Matamoros, Monterrey, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Tijuana, Toluca, Veracruz y Yucatán.

Paola Morales

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT