Actualidad

¿Qué es la 'muerte cruzada' que algunos plantean como solución en Ecuador?

Publicado:
Mientras algunos proponen esa salida, las manifestaciones contra el 'paquetazo' de Moreno se intensifican en Quito, lideradas por el movimiento indígena.
¿Qué es la 'muerte cruzada' que algunos plantean como solución en Ecuador?

En medio de la crisis que vive Ecuador ante las protestas contra el 'paquetazo' del presidente Lenín Moreno, que se han extendido por nueve días, hay una tendencia en las redes sociales como una solución posible a esta situación: la 'muerte cruzada'.

"Una convocatoria a muerte cruzada es la solución para regresar a nuestro amado Ecuador al estado de derecho", opina el comunicador ecuatoriano Richard Zambrano, entre los casi 30.000 tuits que registra Twitter sobre el tema en el país.

La muerte cruzada es una facultad jurídica, contemplada en la Constitución ecuatoriana, que permite a la Asamblea Nacional (Parlamento) destituir al presidente de la República o faculta al mandatario a disolver el Congreso.

En ambos casos, una vez ocurrida una de las dos opciones, el Consejo Nacional Electoral (CNE) debe convocar elecciones presidenciales y parlamentarias.

¿Qué dice la Constitución sobre la facultad parlamentaria?

El artículo 130 de la Carta Magna señala que el Parlamento puede destituir al presidente de la nación en los siguientes casos:

  1. Por arrogarse funciones que no le competan constitucionalmente, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional.
  2. Por grave crisis política y conmoción interna.

Para esa destitución se requerirá el voto favorable de las dos terceras partes de los miembros de la Asamblea Nacional, que está conformada por 137 legisladores.

Esta facultad parlamentaria podrá ser ejercida por una sola vez durante el periodo legislativo, en los tres primeros años del mismo. El actual Parlamento comenzó sus labores en mayo de 2017.

De prosperar la destitución, el vicepresidente asumirá la Presidencia de la República; actualmente este cargo lo ocupa Otto Sonnenholzner.

El CNE, una vez confirmada la remoción del mandatario, tiene un plazo máximo de siete días para convocar elecciones presidenciales y legislativas anticipadas para una misma fecha.

Apenas ocho días después de iniciadas las protestas, la Asamblea Nacional se pronunció al respecto. Señaló que será el órgano encargado de investigar y determinar las responsabilidades políticas de lo sucedido en el país, como las muertes, heridos y afectados; e informó que en 48 horas (este sábado) es cuando procederá a convocar a sesión.

¿Cuál es la facultad del Ejecutivo?

Entretanto, el artículo 148 de la Constitución faculta al Ejecutivo a disolver al Congreso cuando "se hubiera arrogado funciones que no le competan constitucionalmente, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional; o si de forma reiterada e injustificada obstruye la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo, o por grave crisis política y conmoción interna".

Al igual que en el caso del Parlamento, el mandatario puede aplicar esta acción una sola vez en su mandato y durante los primeros tres años de gobierno.

También, similar, el CNE tiene un máximo de siete días para convocar elecciones de ambos poderes del Estado.

La diferencia es que, en este caso, hasta la instalación de la nueva Asamblea Nacional, el mandatario podrá, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional, expedir leyes de urgencia económica, que podrán ser aprobados o derogados por el órgano legislativo.

Las protestas se intensifican

Mientras algunos proponen esa posibilidad, las manifestaciones se intensifican, en especial en Quito, capital del país. Hasta la fecha, se ha tenido un saldo de cinco muertos, 929 detenidos y 554 heridos.

Desde la Amazonía, comenzaron a llegar la noche de este jueves miles de personas, que se agrupan en diferentes asociaciones indígenas, para reforzar la protesta que mantiene la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE).

Tras realizar una nueva asamblea popular en la Casa de la Cultura de Quito, los manifestantes decidieron marchar por la ciudad, para manifestar su reclamo.

La CONAIE ha informado que mantendrán su protesta hasta que la administración de Moreno eche atrás las medidas económicas, que como ha confirmado el mismo Gobierno son en respuesta al acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Esto no para hasta que el FMI salga del Ecuador", dice un comunicado de la CONAIE, organización que ha establecido tres condiciones para dialogar:

  • Derogatoria de los decretos ejecutivos 883 y 884, el primero sobre el alza de los combustibles, que generó las manifestaciones; y, el segundo, sobre la declaración de estado de excepción en todo el país.
  • La separación de sus cargos de los ministros de Gobierno, María Paula Romo; y de Defensa, Oswaldo Jarrín, por la represión policial y militar durante las protestas.
  • Que el Gobierno se haga responsable de los fallecidos durante las manifestaciones.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT