Actualidad

El 'submarino invasor ruso' que buscaron en Suecia resultó ser una boya del servicio meteorológico

Publicado:
Los militares desplegaron una operación de búsqueda del supuesto infractor que duró dos semanas sin resultado, mientras que la prensa acusó a Rusia de haber mandado un sumergible hacia Estocolmo.
El 'submarino invasor ruso' que buscaron en Suecia resultó ser una boya del servicio meteorológico

La señal atribuida por las autoridades de Suecia a un submarino infractor de la frontera marítima del reino en octubre del 2014 provenía en realidad de una boya del Instituto Meteorológico e Hidrológico Sueco. El periódico Svenska Dagbladet afirmó este martes que ya "puede revelar eso" al haber pasado cinco años desde la escandalosa búsqueda de la sumergible en el archipiélago de Estocolmo.

Básicamente, un submarino sueco que navegaba en el área interpretó erróneamente esa señal sonora como emitida por un submarino extranjero. Desde las primeras informaciones difundidas, la prensa sueca decidió que era ruso y la noticia obtuvo la repercusión mundial.

Varias unidades del Ejército y la Armada fueron lanzadas para encontrar pistas de la infracción y el propio objeto 'invasor'. La operación 'Ornen' ('Águila') duró dos semanas y terminó en una multiplicación de versiones sobre lo ocurrido sin prueba material alguna. Sin embargo, para enero de 2015 los militares tenían la sospecha de que cuatro submarinos extranjeros habían violado sus aguas ese octubre.

En relación con la boya, el diario detalla que estaba siendo "transportada en medio de la búsqueda" y en cierto momento envió un mensaje codificado de su condición irregular, en el que pedía que la llevaran a la superficie.

En mayo del 2015 los militares informaron al Gobierno de Suecia que habían cometido un error. El parlamento sueco recibió un informe clasificado al respecto en septiembre de ese mismo año, ya después de que los diputados aprobaran una subida en los gastos de defensa, en particular los destinados a la búsqueda de submarinos.

La sociedad estuvo desinformada, el entonces comandante supremo de las Fuerzas Armadas Sverker Göranson afirmó en la rueda de prensa en septiembre del 2015 que el monitoreo de las aguas territoriales había detectado sin duda alguna la presencia de un submarino extranjero, aun cuando los expertos militares decían que no se había podido "identificar la procedencia" del aparato infractor.

RT