Actualidad

EE.UU. trabaja en el desarrollo de un cañón que dispará proyectiles a 1.800 kilómetros

Publicado:
Sin embargo, la tecnología necesaria para alcanzar esas capacidades es tan avanzada que los investigadores tienen dudas sobre si se podrá conseguir a un coste apropiado.
EE.UU. trabaja en el desarrollo de un cañón que dispará proyectiles a 1.800 kilómetros

El Ejército estadounidense se ha puesto como objetivo desarrollar un cañón estratégico de largo alcance, que pueda lanzar un proyectil a una distancia de más de 1.800 kilómetros, y está planeando la primera fase de pruebas en el futuro próximo, según ha informado el coronel John Rafferty, encargado de la modernización de las armas de precisión de largo alcance.

El Ejército quiere probar el prototipo del cañón en 2023 después de lo cual se tomará una decisión sobre su puesta en servicio, precisó el militar citado por Defense News.

El programa supone realizar "muy pronto" las "pruebas balísticas iniciales" en la base de apoyo naval en Dahlgren, Virginia y si esos ensayos tienen éxito, un informe será enviado a la dirección militar para aprobación.

Sin embargo, la tecnología necesaria para alcanzar esas capacidades es tan avanzada que los investigadores militares todavía desconocen si la distancia de disparo deseada se puede conseguir a un coste apropiado.

Rafferty explica que para el Ejército el alcance sería clave en operaciones contra China o Rusia, países que han invertido mucho en tecnologías de defensa. Por lo tanto, una combinación de sistemas de defensa aérea de largo alcance, artillería y defensas costeras con integración de radares de largo alcance sería un conjunto difícil de enfrentar.

Según el militar, este sistema integrado superaría los aviones y buques más avanzados de EE.UU. en soluciones al problema estratégico y fundamental de suprimir las defensas multicapa del enemigo para obtener acceso al área buscada.

"Uno de los métodos para solucionar ese problema es realizar disparos tierra-tierra que penetren en este complejo [antiacceso y áreas restringidas], desintegren su red y creen ventanas de oportunidad que la fuerza conjunta pueda aprovechar", precisó.

Se diseñarán dos sistemas complementarios para penetrar en el territorio enemigo. Un misil hipersónico será tecnológicamente exquisito, costoso y, las Fuerzas "tal vez, nunca tenga una cantidad suficiente de ellos", según Rafferty. Un cañón estratégico que "podrá suministrar un volumen de proyectiles más asequibles" para destruir la meta.

RT