Actualidad

Mensajes internos de Boeing sugieren que sus técnicos conocían sobre los mortíferos problemas del 737 MAX

Publicado:
Los mensajes parecen ser, hasta donde se conoce ahora públicamente, la primera constatación de que el MCAS fallaba ya durante las pruebas.
Mensajes internos de Boeing sugieren que sus técnicos conocían sobre los mortíferos problemas del 737 MAX

Mensajes de texto cursados entre dos empleados de Boeing involucrados en pilotaje y pruebas en 2016 indican que estaban al tanto de los principales problemas derivados de una función automatizada del 737 MAX, que dificultaba el control del avión y ha sido relacionada con sus catastróficos accidentes en Indonesia y Etiopía. Tras acceder a los documentos, la información fue revelada este viernes por Reuters.

Se trata de un alarmante intercambio de pareceres sostenido hace tres años por el entonces jefe de pilotos técnicos del MAX, Mark Forkner, y otro piloto de la compañía. En la conversación abordaron el rendimiento mostrado en el simulador por el sistema automatizado de estabilización MCAS y consideraron que estaba "desenfrenado".

"Así que básicamente les mentí a los reguladores (sin saberlo)", dijo Forkner. Y al seguir explicando lo que sucedía, comentó que el avión se estaba comportando como "un loco" y concluyó que lo que había visto "fue atroz".

Los mensajes parecen ser, hasta donde se conoce ahora públicamente, la primera constatación de que el MCAS fallaba ya durante las pruebas, es decir, cuando todavía la aeronave no entraba en servicio. Sin embargo, la compañía mantuvo ocultos estos documentos durante varios meses, antes de finalmente entregarlos a la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés). Ahora plantean interrogantes sobre si Boeing fue deshonesta con los funcionarios federales. 

Tras la reciente publicación de esta conversación, relacionada con el proceso de certificación original del 737 MAX en 2016, el administrador de la FAA, Steve Dickson, exigió a los directivos de Boeing una explicación "inmediata" por la demora en entregar esos documentos.

El ente regulador calificó los mensajes como "preocupantes" y señaló que está "revisando esa información para determinar qué acción es apropiada". Además, reiteró que "la orden de puesta a tierra [del 737 MAX] solo la levantaremos después de que hayamos determinado que la aeronave es segura".

La revelación de los documentos ha provocado que las acciones de Boeing bajen aceleradamente. Las cifras cerraron la semana con una caída del 6,79 %.

RT