Actualidad

Pierde gran parte del cuello por culpa de un lunar y ahora conciencia al mundo sobre el riesgo del melanoma

Publicado:
Un australiano que tuvo que someterse a varias operaciones insta a no desestimar la potencial gravedad de la condición y a buscar la ayuda adecuada para tratarla.
Pierde gran parte del cuello por culpa de un lunar y ahora conciencia al mundo sobre el riesgo del melanoma

Un australiano de 37 años de la ciudad de Perth perdió una gran parte del cuello y la espalda en una serie de operaciones quirúrgicas a las que se sometió para librarse del melanoma que desarrolló a raíz de una afección de la piel llamada Nevus Spillus. 

En noviembre del año pasado Ryan Glossop empezó a preocuparse por un pequeño lunar que tenía en la parte posterior del cuello. La enfermedad progresaba y seguía causando que, tras las primeras operaciones, las áreas alrededor de la piel cancerosa volvieran a ser anormales.

Después de una cuarta operación en mayo, los cirujanos tuvieron que extirpar un área más grande de piel afectada, y tomaron grandes injertos de la piel de las piernas del hombre (de 8 centímetros de ancho y 40 centímetros de largo) para reemplazar la que le habían retirado de la parte posterior del cuello. 

Glossop dijo que su encuentro con el cáncer fue "bastante aterrador", informa Yahoo News Australia. Y entonces decidió compartir su historia en las redes sociales y mostrar las impactantes fotografías de las consecuencias de las operaciones. De esta manera, busca que la percepción pública de esta enfermedad cambie, porque cree que existe una idea errónea general sobre el tratamiento del melanoma.

"Es común la percepción de que el melanoma, aunque puede ser mortal, se puede eliminar con bastante facilidad y deja solo una pequeña cicatriz", dijo el australiano, que también comentó que las impactantes fotografías que le  quedaron en el cuello después de la última operación muestran claramente cuán extendidas pueden ser las implicaciones físicas duraderas del melanoma. 

El hombre nunca pensó que podría estar en la zona de riesgo de esta enfermedad, pero una simple revisión médica logró salvarle la vida. Para ayudar a combatir esta condición extremadamente peligrosa, Glossop y su esposa también iniciaron su propia recaudación de fondos para una asociación local de apoyo a la lucha contra el cáncer de melanoma.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD.

La triste estadística 

"La incidencia de los cánceres de piel no melanoma y melanoma ha aumentado en las últimas décadas. Actualmente, entre 2 y 3 millones de cánceres de piel no melanoma y 132.000 cánceres de piel melanoma ocurren en todo el mundo cada año. Uno de cada tres cánceres diagnosticados es un cáncer de piel y, según las estadísticas de la Fundación Cáncer de Piel [The Skin Cancer Foundation], uno de cada cinco estadounidenses desarrollará cáncer de piel en su vida", reza un comentario en la página de la Organización Mundial de Salud.

Además, advierten que la reducción de los niveles de ozono en la atmósfera hará que cada vez más radiación solar llegue la superficie de la Tierra, lo que a su vez podría provocar un aumento de los casos de cáncer de piel. "Los principales factores que predisponen al desarrollo del melanoma parecen estar relacionados con la exposición recreativa al sol y un historial de quemaduras solares", reza la página de la OMS.

El Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer y el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer advierten que el melanoma de la piel es el decimonoveno tipo de cáncer más frecuente en el mundo, mientras que el cáncer de piel no melanoma es el quinto cáncer más común, con más de un millón de diagnósticos en todo el mundo en 2018. El año pasado, entre los países con índices más altos de melanoma de la piel figuraban Australia, Nueva Zelanda y los países escandinavos.

RT