Actualidad

Tras la muerte de seis bebés, cancelan una investigación sobre los riesgos del embarazo postérmino

Publicado:
Los científicos consideran que los resultados de la investigación "pueden ser un cambio en las guías clínicas para recomendar la inducción del parto a más tardar a las 41 semanas de gestación".
Tras la muerte de seis bebés, cancelan una investigación sobre los riesgos del embarazo postérmino

Una investigación para evaluar los riesgos del embarazo postérmino realizada por la Universidad de Gotemburgo en Suecia ha sido cancelada antes de lo previsto tras la muerte de seis bebés que formaban parte de muestra del estudio y que fallecieron al inicio de la semana 42. Los especialistas han alegado razones éticas que les impiden continuar con los ensayos, informa TV4.

Inicialmente, el estudio incluía el análisis de 10.000 mujeres, las cuales fueron divididas en dos grupos. El primero fue sometido a una inducción del parto en la semana 41 y el otro, en la semana 42, donde se registraron los menores fallecidos. Cinco niños perdieron la vida en el vientre de sus madres y el sexto murió poco después de su nacimiento.

En vista de los trágicos acontecimientos, los científicos cancelaron el curso de la investigación y el número de madres participantes se redujo a aproximadamente 2.700. "Nuestra creencia es que no habría sido éticamente correcto proceder" con el estudio, señalaron los autores.

Además, los especialistas consideran que los resultados de la investigación "pueden ser un cambio en las guías clínicas para recomendar la inducción del parto a más tardar a las 41 semanas de gestación". Si bien no hay un consenso global sobre cómo manejar los embarazos que superan las 40 semanas, hay evidencias de las complicaciones, tanto para el feto como para la madre.

Sin embargo, debido a que no se trata de riesgos masivos, los expertos suecos habían planteado el estudio de una gran muestra de mujeres que permita sacar conclusiones más claras, aunque no se pudieron llevar a cabo los análisis en su totalidad.

Varios hospitales del país escandinavo planean cambiar las políticas de manejo de embarazos en función de las recomendaciones de la investigación. "Ahora planeamos, tan pronto como sea posible, ofrecer la inducción del parto en la semana 41 a todas las mujeres que terminan el período", aseguraron, según citan medios locales. 

RT