Actualidad

"Hemos recibido una licencia de EE.UU": Adobe da marcha atrás a su decisión de no operar en Venezuela

Publicado:
Hace un mes, la empresa estadounidense anunció que dejaría de operar en el país suramericano en acato a las sanciones emanadas de la Casa Blanca.
"Hemos recibido una licencia de EE.UU": Adobe da marcha atrás a su decisión de no operar en Venezuela

La empresa de software estadounidense Adobe Inc anunció este lunes, a través de un correo electrónico a sus clientes venezolanos, que no interrumpirá el acceso a sus productos y servicios en Venezuela, como lo había advertido a principios de octubre.

El equipo de Adobe informó que "en las pocas semanas desde nuestro último correo electrónico", han recibido una licencia del Gobierno de EE.UU. "para proporcionar todos nuestros productos de medios digitales y servicios en Venezuela".

La marca, con sede en California, aseveró a principios de octubre que dejaría de prestar sus servicios en el país suramericano a partir de este 28 de octubre en acato a las sanciones de EE.UU. contenidas en la orden ejecutiva 13884, cuyo objetivo es prohibir la mayoría de los movimientos y servicios entre empresas, entidades y personas estadounidenses en Venezuela.

"Lamentamos cualquier preocupación"

En la misiva enviada por vía electrónica, Adobe aclara que los servicios Creative Cloud y Document Cloud no se interrumpirán.

"Lamentamos cualquier inconveniente o preocupación que esto haya podido causar", finaliza la comunicación.

Sin embargo, días después de este anuncio, se conoció que Otra empresa estadounidense, Oracle, cesaría de prestar servicios en el país suramericano en acato a las sanciones impulsadas por Washington.

La mencionada compañía es un proveedor de hardware y software de base de datos, utilizado principalmente por plataformas bancarias, redes de almacenamiento de datos de instituciones financieras, educativas, públicas y de telefonía.

Los alcances de la orden 13884

Según la orden ejecutiva 13884, están bloqueados todos los bienes e intereses de Venezuela en EE.UU. y "no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o de otro modo tramitados".

De igual forma, aunque se prohíbe "asistir materialmente, patrocinar, otorgar material financiero, o soporte tecnológico" a los venezolanos incluidos en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su siglas en inglés) por sus "vínculos" con el Gobierno venezolano, la medida de estas dos empresas incluye a particulares y compañías que no han sido sancionadas o que no tienen relación con el Estado.

Hasta ahora, según el canciller venezolano, Jorge Arreaza, el bloqueo de Washington le ha costado a Venezuela unos 30.000 millones de dólares.

RT