Actualidad

¿Qué significa que el presidente electo de Argentina se haya reunido con 'el chico de gorra'?

Publicado:
Al joven lo discriminaron en las redes sociales tras las elecciones de este domingo. Viralizaron una foto suya como presidente de mesa en los comicios y lo trataron de ladrón por 'su look'.

El lunes después de las elecciones generales en Argentina se viralizó la foto de Brian Gallo, un presidente de mesa que estaba vestido con gorra y suéter deportivo. "Dame el DNI y el celu también", decía el texto de una publicación que insinuaba que el joven era un ladrón. El martes, todo cambió: en las redes lo defendían y compartían los mensajes de su prima, su mamá y la intendenta electa de Moreno (provincia de Buenos Aires), en los que contaban la historia del muchacho. Este miércoles, el presidente electo AlbertoFernández lo recibió.

"Para que todos entiendan cómo es la historia: la gorra no cambia nada", dijo Fernández, quien se tomó una foto con la visera del joven. Después, el mandatario electo destacó que Brian "fue víctima de una discriminación que no es tolerable en la Argentina". Y agregó: "Me dijeron que juntarme con él iba a parecer oportunista. Si es una oportunidad para que dejemos de un lado nuestros prejuicios, bienvenida sea".

El joven salió de la reunión emocionado: "No hay palabras", comentó a medios locales. También dijo que se sentía orgulloso, que se rieron mucho cuando el futuro presidente se puso la gorra y que desea que todos "seamos humildes". 

La grieta

Durante el rato que compartieron, el presidente electo le dijo a Brian: "Esto es producto de una política en la que a vos te hacen peligroso y al policía que mata por la espalda lo hacen héroe".

Esa 'política' a la que alude Fernández se refiere a la denominada 'doctrina Chocobar'. El nombre surgió de un hecho de violencia institucional que marcó un antes y un después en Argentina: en diciembre de 2017, el policía Luis Chocobar disparó por la espalda a un Juan Pablo Kukoc, un joven de 18 años.

El hecho ocurrió en el barrio de La Boca y luego el oficial fue recibido por el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada. Para muchos, la situación fue leída como un mensaje político a las fuerzas policiales

Según la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), en Argentina hay una muerte cada 21 horas "en manos del aparato represivo".

La historia

El pasado 27 de octubre se celebraron las elecciones generales nacionales en Argentina. En más de 14.000 escuelas de todo el país hubo urnas para que votaran los más de 30 millones de electores. A Brian le tocó ser presidente de mesa en la localidad de Moreno (Provincia de Buenos Aires) por disposición de la Justicia electoral. Su función era la de recibir los documentos, chequear en el padrón, entregar el sobre firmado y confirmar que el acto de la votación se realizara. 

Eso estaba haciendo cuando un anónimo le sacó una foto y la subió a las redes burlándose. Otro comentó: "Si votás en Moreno no lleves cosas de valor". Y en los comentarios se leían frases racistas como: "negro", "No debe saber ni leer", "Futuro presidente de los 'peronchos' [un modo que intenta ser despectivo con el término 'peronista'], "Ese negro en su vida ha tenido más caída en la cana [cárcel] que en el colegio".

La publicación original que estigmatizaba a Brian se compartió casi 70.000 veces. En la tarde de ayer, cuando el tema tomó mayor dimensión, fue eliminada. Ya era tarde. Su prima, su mamá, amigos y hasta la intendenta electa de la localidad de Moreno habían contado la historia del joven. "Hoy [mi hijo] estuvo cumpliendo con su obligación cívica y moral", escribió la madre en Facebook. 

"Para todos los que se ríen y se están burlando de mi hijo [...]  Mi negro hoy estuvo cumpliendo con su obligación cívica y moral, señores. 14 horas sentado atendiendo a gente que no conocía pero siempre muy amable y con respeto, muy feliz", escribió. "Ah, y la vestimenta no hace a las personas", concluyó. 

Antes, su prima había escrito: "Me dan vergüenza como sociedad. Estigmatizan a una persona que se viste deportivo, que usa visera. Te puedo asegurar que los que tienen corbata y traje te están robando todo". 

Y llegó el turno de Mariel Fernández, intendenta electa de Moreno por el Frente de Todos (la formación que encabeza el presidente electo Alberto Fernández), quien contó que Brian trabaja en una cooperativa para sanear arroyos, es voluntario de una casa en la que "se brindan prácticas deportivas y servicio alimentario para cientos de niños y niñas del barrio" y es parte de los grupos de Jóvenes de las Casa Pueblo.

Concluyó: "Sepan todos y todas que yo también soy Brian". Y le dejó un mensaje al joven: "Querido Brian, ayer ganó en las urnas una historia de compromiso y de amor infinito. Vos sos parte de esa historia, también es tu triunfo. La próxima intendenta de Moreno es de tu barrio".

Reacciones

La noticia fue uno de los grandes temas de los últimos días en medios nacionales y redes sociales. Muchos políticos y políticas se pronunciaron al respecto.

"La Argentina cambió mucho desde el domingo. Esta imagen de [Alberto Fernández] vale más que mil palabras contra la discriminación y a favor de la inclusión", escribió el ex diputado y vicejefe de Gabinete durante la presidencia de Néstor Kirchner, Jorge Rivas.

El diputado nacional Leonardo Grosso escribió que Brian fue "víctima del odio que produce un modelo de exclusión que estigmatiza y criminaliza a los sectores populares".

Por su parte, la diputada bonaerense electa Malena Galmarini, puso: "Brian es un compañero, militante y comprometido con la realidad de su barrio. Vamos a terminar con este modelo que excluye y que criminaliza a los sectores populares".

La diputada nacional electa por el Frente de Todos Cristina Álvarez Rodríguez escribió: "No es solo un gesto. Es la construcción de un país distinto". 

Julia Muriel Dominzain

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19