Actualidad

El coche autónomo de Uber que mató a una mujer tenía fallas de 'software' y no detectaba a peatones imprudentes

Publicado:
La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EE.UU. destaca que el vehículo tenía numerosos errores de seguridad y diseño, pero no identifica la causa concreta del suceso.
El coche autónomo de Uber que mató a una mujer tenía fallas de 'software' y no detectaba a peatones imprudentes

El vehículo autónomo operado por Uber que atropelló y mató a una mujer de 49 años en Tempe (Arizona, EE.UU.) en marzo de 2018 tenía fallas de 'software' que le impedían reconocer a los transeúntes y y reaccionar ante esa incidencia, según ha concluido la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte estadounidense (NTSB, por sus siglas en inglés) e informa la agencia Bloomberg.

En su informe, esa entidad norteamericana no identificó la causa concreta del accidente que se cobró la vida de Elaine Herzberg, pero destacó que el coche implicado tenía numerosos fallos de seguridad y diseño porque, a pesar de que sus sensores detectaron a la víctima, no reconocieron el peligro.

Herzberg circulaba en bicicleta por una zona oscura y fue arrollada cuando cruzó la calle por una parte sin paso peatonal. Los responsables de la investigación determinaron que el sistema de conducción del auto se percató de su presencia unos 5,6 segundos antes del choque, pero clasificó los bultos como objetos diferentes y no predijo el impacto inminente porque "el sistema no incluyó una consideración para peatones imprudentes".

La NTSB subraya que entre septiembre de 2016 y marzo de 2018—antes de este suceso fatal— los coches autónomos de Uber estuvieron involucrados en 37 accidentes de tránsito, de los cuales al menos dos se produjeron porque no lograron identificar los peligros de la carretera.

La portavoz de Uber, Sarah Abboud, asegura que su empresa adoptó "mejoras críticas" para "priorizar aún más" la seguridad y valora "profundamente" la minuciosidad de esta investigación, mientras que la NTSB detalló que los cambios en su 'software' que realizó esa firma habrían podido evitar la muerte de Herzberg.

En marzo, los fiscales de Arizona desestimaron que la compañía de transporte tuviera responsabilidad penal por este deceso. Sin embargo, la Policía asegura que el atropello era "completamente evitable" porque la operadora de seguridad que estaba tras el volante miraba hacia abajo segundos antes del accidente sin prestar atención a la vía.

Los integrantes de la NTSB se reunirán para finalizar su informe sobre este caso y dar una respuesta a su causa el próximo 19 de noviembre.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

RT