Actualidad

Exigen despedir a un asistente de fiscal que se negó a presentar cargos de asalto sexual porque la vícitima era un mexicano "ilegal"

Publicado:
Al menos dos asociaciones encargadas de hacer cumplir la ley, un legislador estatal y la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) han exigido que el funcionario sea despedido.
Exigen despedir a un asistente de fiscal que se negó a presentar cargos de asalto sexual porque la vícitima era un mexicano "ilegal"

La Unión de Oficiales de la Policía de Houston (Texas, EE.UU.) y la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por sus siglas en inglés) exigen el despido de un asistente de fiscal, que se negó a presentar cargos de asalto sexual por sospechar que la víctima, un hombre de nacionalidad mexicana, es "ilegal" en territorio estadounidense, según informó este jueves el periódico Houston Chronicle. 

La actitud de John Denholm, el referido fiscal, fue también condenada por la Oficina del Sheriff del Condado de Harris, donde previamente trabajó durante más de dos décadas, y por el representante demócrata por el estado de Texas, Gene Wu.

"Si es ilegal, no voy a presentar los cargos"

La semana pasada, un agente de la Policía de Houston escuchó el pedido de ayuda de un arrestado. Se trataba de un mexicano que, de pie y esposado a una silla, señalaba hacia otro detenido, luego identificado como Karl Bonner, que junto a él se apretujaba en una mano su pene erecto. Tras separarlos, el mexicano dijo que Bonner, de 44 años, había intentado forzarlo a llevar rostro y boca hacia sus genitales.

El agente reportó la denuncia a la Oficina del fiscal de Distrito del Condado de Harris para que presentara cargos por intento de agresión sexual, pero el asistente del fiscal, John Denholm, no se mostró interesado en otra cosa que en el estatus migratorio de la víctima. 

"Dijo: 'Bueno, ¿es ilegal el demandante?' [...] Porque si es ilegal, no voy a presentar cargos'", relató al periódico The Washington Post el supervisor del agente y jefe de la Unión de Oficiales de la Policía de Houston, Joe Gamaldi. 

"No denuncien crímenes porque ustedes no importan"

"La Unión de Oficiales de la Policía de Houston está indignada. El Condado de Harris no necesita a una persona con esos puntos de vista trabajando en la Oficina del Fiscal de Distrito" y "el comportamiento de John Denholm daña la relación entre la Policía y la comunidad hispana", comunicó el organismo, citado por Houston Chronicle.

El presidente nacional de la LULAC, Domingo García, tampoco se dejó intacto por el incidente y declaró que Denholm "debe ser despedido porque es racista y una amenaza para la comunidad hispana". 

"Las acciones de la Oficina del Fiscal han enviado un mensaje claro a nuestra comunidad hispana local: no denuncien crímenes porque ustedes no importan", subrayó Alfonso Maldonado, director regional de la LULAC. 

A favor del despido de Denholm también se pronunció el representante demócrata por el estado de Texas y el exfiscal del Condado de Harris, Gene Wu. 

"Un principio básico de la Fiscalía es que todos tienen derecho a la protección. Debe haber igualdad de justicia para todos, sin importar la raza, la religión, el sexo o el estatus. Esta situación es intolerable. Denholm debe irse", escribió Wu en su cuenta de Twitter. 

Reacción oficial

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Harris anunció que tras el incidente John Denholm fue reasignado a una oficina especial de delitos, mientras sigue la investigación del incidente. 

"Nuestra política es que los fiscales consideren solo la información relevante al determinar si los cargos penales están justificados", comunicó el organismo, agregando que "es inapropiado considerar asuntos como el estado de inmigración, raza, género u orientación". 

Karl Bonner, inicialmente arrestado por conducir ebrio, también fue acusado de intento de agresión sexual después de que otros fiscales revisaran el caso.

RT