Actualidad

La Policía pide intervención militar en Bolivia para frenar la violencia desatada tras el golpe de Estado

Publicado:
El jefe de la policía de La Paz aseguró que "la policía boliviana ha sido rebasada".
La Policía pide intervención militar en Bolivia para frenar la violencia desatada tras el golpe de Estado

El jefe de la policía de La Paz, coronel José Barrenechea, le pidió a las Fuerzas Armadas que intervengan para frenar la violencia en la capital de Bolivia.

"Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, le pido que intervenga: mi general Williams Kaliman, le solicito que intervenga porque ya la policía boliviana ha sido rebasada", afirmó Barrenechea.

Por su parte, el nuevo Comandante Departamental de la Policía de Cochabamba, Jaime Edwin Zurita Trujillo, solicitó a los vecinos del Departamento que organicen "brigadas y barricadas" ante la llegada de grupos de manifestantes que rechazan el golpe de Estado contra el presidente depuesto, Evo Morales.

"Estimados vecinos de la ciudad de Cochabamba, por favor, les pido sin alarmarse: organicen las brigadas y barricadas, tenemos información que estarían viniendo hacia la ciudad por el lado de Sacaba por la zona sur. Nosotros la policía estamos desplegando todo", precisó el comandante Zurita Trujillo.

Asimismo, el Comandante le exigió máxima colaboración a "las cámaras de la reserva activa".

Zurita Trujillo, quien se desempeñaba como director de tránsito, asumió el cargo de comandante departamental de la Policía de Cochabamba el pasado viernes 8 de noviembre.

Esta acción se realizó luego que la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) del departamento se amotinara exigiendo el cambio de su comandante.

Ante esto, el comandante nacional de la Policía Boliviana, Vladimir Yuri Calderón, hizo el relevo del excomandante Raúl Grandy y designó a Zurita como nuevo jefe en Cochabamba.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, comunicó su renuncia este 10 de noviembre tras una escalada de tensión después de los resultados de las elecciones generales, que derivó en una ola de protestas y violencia en el país sudamericano.

Anteriormente, tanto el jefe de las Fuerzas Armadas como el comandante general de la Policía de Bolivia le "sugirieron" al mandatario que dimitiera para buscar la estabilización de la nación, mientras los grupos opositores atacaban los domicilios y amenazaban a los familiares de ministros y funcionarios del gabinete para que presentaran la renuncia a sus cargos.

RT