Actualidad

VIDEO: La OEA debate la situación de Bolivia dividida entre las condenas al golpe de Estado y la tesis de "autogolpe" de Almagro

Publicado:
Evo Morales ya se encuentra en México tras haber aceptado el asilo ofrecido por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha reunido este martes en una sesión extraordinaria, con el objetivo de analizar la situación en Bolivia después de que Evo Morales se viera forzado a renunciar a la Presidencia por la presión de las Fuerzas Armadas.

La sesión establecida con la presentación en detalle del informe de la misión electoral de la OEA sobre las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

En este sentido, el Director del Departamento de Cooperación y Observación Electoral, Gerardo de Icaza, aseguró que en los 4 elementos revisados ​​(tecnología, cadena de custodia de integridad de las acciones, y proyecciones estadísticas) "se encontraron irregularidades desde muy graves hasta indicativas ".

"El resultado probable es que Morales haya quedado de primero y Mesa de segundo. Pero resultó improbable que Morales haya tenido 10 puntos por encima (...) Cualquier futuro proceso debe contar con nuevas autoridades electorales para ser confiables", agregó Icaza.

Golpe de Estado o 'vacío de poder'

Posteriormente, el embajador de Brasil en la OEA, Fernando Simas Magalhães, rechazó la violencia en Bolivia y exigió el respeto y honra la voluntad democrática del pueblo boliviano, aunque no calificó lo sucedido como un "golpe de Estado".

De hecho, el representante de Brasil leyó una declaración firmada por 15 países, entre ellos EE.UU., Argentina, Chile, Canadá, Colombia y Perú, en la que evitan hablar de golpe, hacen un llamado para la conformación de "un gobierno de transición" lo antes posible y piden la pronta convocatoria de nuevas elecciones en Bolivia ante el "vacío de poder".

Mientras tanto, México, país que le brindó asilo a Evo Morales, criticó que la OEA haya permanecido "sorpresivamente callada" ante hechos que constituyeron una violación al orden constitucional.

"Hemos recibido un grupo de personas en nuestra sede diplomática en La Paz (...) y nuestro gobierno tuvo la soberanía de brindar asilo político a Morales, cuya vida se vio en riesgo por acciones violentas en su contra", expresó la embajadora mexicana en la OEA, Luz Elena Baños Rivas.

Por su parte, el embajador de Uruguay ante el organismo, Hugo Cayrus Maurin, lamentó que en la OEA exista "un doble rasero que se aplica el acuerdo a las antipatías o simpatías que se profesan", porque hoy "el presidente constitucional de Bolivia está en el exilio y el poder de hecho, no de derecho, se ostenta en las armas".

"Hasta se ha dicho que en Bolivia las Fuerzas Armadas tienen posibilidad de aconsejar. ¿Desde cuándo una sugerencia de las fuerzas militares puede ser como tal? El eufemismo en este caso parece una burla ", manifestó Maurin.

Autogolpe

A la par, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, calificó los hechos como un "autogolpe" y le pidió a Conferencia Episcopal Boliviana que ayude a instaurar el orden en la nación.

"Sí, hubo un golpe de Estado en Bolivia, y ocurrió el 20 de octubre, cuando se cometió el fraude electoral (...) Esta forma de autogolpe no es nueva", afirmó Almagro, quien agregó que "la reelección no es un derecho humano".

El encuentro de este martes fue convocado a petición de Brasil, Canadá, Colombia, EEUU, Guatemala, Perú, República Dominicana y Venezuela (país que se retiró del organismo, pero que tiene una representación ilegal nombrada por el diputado opositor Juan Guaidó y reconocida por Almagro).

RT