Actualidad

Cuatro miembros de 'La Manada' se enfrentan a otro juicio en España acusados de abuso sexual

Publicado:
Los procesados realizaron tocamientos a una joven semiinconsciente en el interior de un coche y grabaron la escena en un video.
Cuatro miembros de 'La Manada' se enfrentan a otro juicio en España acusados de abuso sexual

Cuatro de los cinco miembros de 'La Manada', en prisión por la violación grupal de una joven en los festejos de San Fermín de Pamplona en 2016, se enfrentan ahora a un nuevo juicio por presuntos abusos sexuales a otra joven en la localidad española de Pozoblanco (Córdoba, Andalucía).

Estos hechos habrían tenido lugar dos meses antes de la agresión sexual por la que ya han sido condenados, y habrían sido descubiertos merced a un video que la Policía encontró en el móvil de uno de los acusados, durante la investigación del caso de los Sanfermines.

El relato de los hechos y la acusación

En las imágenes se aprecia a la joven, profundamente dormida, sentada en el asiento trasero de un coche, en el que viajan los cuatro acusados, uno de ellos al volante. También se ve cómo estos aprovechan el estado de la chica para realizarle diversos tocamientos o besarla "con ánimo libidinoso", tal como describe el escrito de la fiscalía. 

En este documento acusatorio se establece que José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuelo y Jesús Escudero abusaron de la mujer, de 21 años, a la que habían conocido pocas horas antes en las fiestas de la localidad de Torrecampo (también en la provincia española de Córdoba) el 1 de mayo del 2016.

La Fiscalía detalla que, tras beber con ellos durante gran parte de la noche, la joven pidió a los acusados que la llevaran en coche a Pozoblanco, donde residía en el domicilio familiar. Al entrar en el vehículo, la joven quedaría sumida en un profundo letargo (en el juicio se dirimirá si fue por efecto del alcohol o bien por otras sustancias ingeridas por su voluntad o contra ella), que los miembros de 'La Manada' habrían aprovechado para cometer los abusos

Al llegar a Pozoblanco, tres de ellos se bajaron del vehículo, y Cabezuelo siguió conduciendo para acercar a la joven a su domicilio. Antes de llegar, pidió a la chica que le hiciera una felación, a lo que ella se negó. Según el testimonio de la denunciante, Cabezuelo le propinó entonces un puñetazo en el brazo, la insultó y la echó del coche. La chica, que empezaba a recuperar la consciencia por momentos, decidió hacer fotos de algunas marcas que encontró en su cuerpo y de los desgarros que tenía el vestido que llevaba puesto.

La Fiscalía pide para cada uno de los acusados tres años de cárcel por un delito de abuso sexualcuatro por otro delito contra la intimidad y para Cabezuelo, además, una multa de 12 euros diarios durante dos meses por lesiones leves, resultantes de haber golpeado a la denunciante.

Por su parte, las defensas de los cuatro acusados han pedido la nulidad del video como prueba, al considerar que la Policía Foral de Navarra lo descubrió cuando investigaba unos hechos diferentes. No obstante, será la propia sentencia la que decida sobre la validez de ese documento audiovisual como prueba.

En cualquier caso, el magistrado encargado de la causa ya ha adelantado que la grabación de las imágenes "no es la única prueba existente en el procedimiento" y ha aludido al "consentimiento" que habrían prestado los acusados ante el juez instructor de Pamplona (del caso de los Sanfermines) al entregar sus teléfonos.

Covid19