Actualidad

HRW denuncia "graves violaciones a los derechos humanos en Chile" y exige una reforma policial "urgente"

Publicado:
El organismo internacional señaló los reiterados abusos policiales que la fuerza de Carabineros ha cometido desde que comenzaron las protestas callejeras. El informe exige que el Gobierno de Sebastián Piñera actúe cuando antes.

Un informe del organismo internacional en defensa de los derechos humanos, Human Rights Wach (HRW), denunció este martes en Chile los graves abusos policiales que se han registrado en el contexto de las protestas sociales y exigió al Gobierno de Sebastián Piñera que impulse una "reforma policial" de manera urgente para frenar la violencia institucional.

"Los carabineros en Chile usaron fuerza excesiva para dispersar manifestaciones y cometieron graves abusos contra detenidos. La justicia para las víctimas y avanzar con una reforma policial urgente deben ser prioridades", aseveró el organismo en la presentación de su informe de 18 páginas. 

En el documento, HRW admite haber recabado "pruebas consistentes" sobre el accionar ilegal de Carabineros contra la población local. "Hirieron a miles de personas, con independencia de si habían participado en hechos violentos o no", subrayaron en su investigación.

En ese sentido, la organización detalló que 11.564 personas fueron heridas y atendidas en los servicios de urgencia médica del país, entre el 18 de octubre y el 22 de noviembre.

La organización también señaló el rol de las fuerzas de seguridad en las causas que los implican como presuntos responsables de ataques sexuales. "Los carabineros parecen ser más propensos a obligar a desnudarse a mujeres y niñas que a hombres", precisaron, con base en estadísticas del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile (INDH) y entrevistas que HRW realizó.

Otro de los factores que los integrantes de HRW criticaron en el accionar policial fue el uso de perdigones a la hora de reprimir. Los proyectiles, hechos con pequeñas bolas de plomo, han sido disparados por efectivos directo a los ojos de los manifestantes, lo que causó la perdida de la vista de al menos 230 personas.

Si bien el uso de estas balas fueron suspendidas la semana pasada por el Gobierno debido a su peligrosidad, el informe de este martes apuntó contra con los altos mandos de la Policía. "No parecen haber transmitido el riesgo a los agentes rasos. Human Rights Watch entrevistó a tres carabineros que minimizaron el daño que podían provocar los perdigones". Según el organismo, un capitán expresó que es "muy difícil que un perdigón atraviese la ropa, incluso si se dispara de muy cerca" y un cabo señaló que era "imposible que los perdigones causen daño ocular grave".

¿Qué pasa en Chile?

Desde mediados de octubre, miles de personas manifiestan en casi todas las regiones del país para exigir cambios profundos en el modelo económico y plantean que la aprobación de una nueva Constitución que suplante la actual Carta Magna, vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet.

Desde entonces, las masivas protestas han sido fuertemente reprimidas por la Policía local, tras la orden del Ejecutivo. Actualmente, la Fiscalía local investiga 26 muertes producidas durante las movilizaciones.

Además, el Ministerio Público anunció este martes que inició 2.670 investigaciones penales por violaciones a los derechos humanos, ocurridas entre el 18 de octubre y 10 de noviembre.

rtnoticiasrtnoticias